Nedgia: el gas natural, el gran aliado para mejorar la calidad del aire

Vehículo propulsado por gas natural vehicular (GNV), una alternativa real que está permitiendo mejorar la calidad del aire de las ciudades. /LP
Vehículo propulsado por gas natural vehicular (GNV), una alternativa real que está permitiendo mejorar la calidad del aire de las ciudades. / LP
GNV | Es el combustible que emite menos CO2, no emite partículas en su combustión y reduce las emisiones de monóxido de carbono en un 80%
EXTRASValencia

En el actual contexto de descarbonización progresiva de la economía, el papel del gas natural resulta fundamental. Por ello, Nedgia Cegas -compañía que lleva desarrollando su actividad más de 170 años en la Comunitat Valenciana- trabaja para incrementar el uso de esta fuente de energía en sustitución de otros combustibles fósiles y reivindicar el papel que tiene como el mejor aliado para las energías renovables, por su seguridad de suministro y por la fiabilidad de funcionamiento.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) lleva años alertando a la comunidad internacional de los graves problemas de salud derivados de la mala calidad del aire que respiramos, especialmente en los ámbitos urbanos. Según las estimaciones de este organismo, más de 400.000 personas mueren prematuramente cada año en la Unión Europea (UE) por la contaminación de las ciudades y varios millones padecen enfermedades respiratorias y cardiovasculares.

En la búsqueda de soluciones al problema de la calidad del aire y en la lucha contra el cambio climático, la UE se ha marcado como objetivo reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) entre un 80% y un 95% en 2050 respecto a los niveles de 1990. Para poder cumplir con este compromiso, la Comisión Europea ha establecido, entre otros objetivos, reducir las emisiones domésticas de GEI al menos un 40% y este mismo mes ha decidido elevar la cuota de energías renovables para 2030 del 27% al 32%.

El gas natural presenta numerosas ventajas ambientales y económicas para la sostenibilidad de los territorios. Desde el punto de vista ambiental, el gas natural es el combustible que emite menos CO2, no emite partículas en su combustión y reduce las emisiones de monóxido de carbono en un 80%. Su uso contribuye a reducir el efecto invernadero y a mejorar la calidad del aire que respiramos en las ciudades. A modo de ejemplo, solo en 2017, el gas natural vehiculado por las redes de Nedgia Cegas permitió dejar de emitir a la atmósfera 1.800.000 toneladas de CO2.

Beneficios de Vehículos de GNV

Para mejorar la calidad del aire y reducir el impacto del calentamiento global, el sector del transporte es, sin duda, clave ya que es uno de los principales contaminantes al ser un gran emisor de CO2. El gas natural vehicular (GNV) es una alternativa real que está permitiendo mejorar la calidad del aire de las ciudades al convertirse en el combustible idóneo tanto para transporte pesado, flotas urbanas, barcos o incluso el transporte particular.

Junto a estos beneficios hay que sumar las ventajas económicas que aporta el uso de vehículos impulsados con gas natural vehicular. En concreto su ahorro es del 50% frente a la gasolina y del 30% frente al diésel. Este ahorro, junto a la reducción de emisiones y la reducción de contaminación acústica, está propiciando la implantación de esta fuente de energía en el sector del transporte en nuestro país.

Actualmente en la Comunitat Valenciana ya existen flotas de vehículos que utilizan gas natural para su funcionamiento, como parte de los autobuses urbanos de la ciudad de Valencia, que llevan más de diez años funcionando con esta energía, y también se está desarrollando su uso en algunas de las principales flotas de transporte por carretera, a la vez que ha empezado a implantarse su aplicación en las flotas de vehículos encargados de la recogida de residuos sólidos urbanos (RSU). No obstante, la implantación del GNV en la Comunitat es todavía incipiente comparada con otras zonas de España.

Moverse por la ciudad con rapidez y eficiencia pero respetando al máximo el medio ambiente es uno de los objetivos básicos que persigue Nedgia Cegas. En la práctica, este compromiso con el medio ambiente y el bienestar de las personas se traduce en la apuesta por la investigación y el desarrollo de proyectos de energías limpias y renovables, el impulso de la implementación de una flota de vehículos ecológicamente sostenibles o la financiación para la transformación de vehículos a particulares.

El uso de gas natural ayuda a reducir el efecto invernadero.
El uso de gas natural ayuda a reducir el efecto invernadero. / LP

Movilidad sostenible en la UE

En aras de promover la movilidad sostenible impulsada con gas natural, los CEO de las principales distribuidoras de gas en Europa se han reunido recientemente en Bruselas con la comisaria de Transporte, Violeta Bulc. En este encuentro, en el que participó la directora ejecutiva de Nedgia, Nuria Rodríguez, presentaron diferentes casos de éxito de ciudades que optaron por soluciones a gas para la movilidad urbana y pusieron de manifiesto que hoy esta opción representa una solución real para reducir emisiones en el ámbito del transporte.

Entre las peticiones realizadas por las empresas de distribución a la comisaria europea se encuentra la aplicación de neutralidad tecnológica en todas las políticas para garantizar una descarbonización eficaz del sector del transporte; el desarrollo de un análisis de emisiones que tenga en cuenta todo el ciclo de vida del combustible o la petición de un enfoque coherente entre las legislaciones europeas sobre energía y movilidad para el segmento de los vehículos ligeros, garantizando una coherencia real entre las distintas legislaciones sobre movilidad, energía e infraestructuras.

Incrementar el uso del gas natural en sustitución de otras fuentes de energía constituye un factor de mejora en la descarbonización progresiva de nuestra sociedad, al mismo tiempo que nos ayuda a mantener y mejorar la calidad del aire que nos rodea, todo ello de un modo rentable y económico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos