Ontinyent

Una ruta turística muestra la ciudad subterránea

Zona que se podrá visitar en breve./LP
Zona que se podrá visitar en breve. / LP
La visita se ligará a la del refugio de Tortosa y Delgado y tendrá una duración de una hora
REDACCIÓNOntinyent

Una nueva ruta turística permitirá descubrir «el Ontinyent Subterráneo» aprovechando «La Barbacana», una galería sobre la que se asientan las plazas de Baix, Major y de la Coronació. En concreto «La Barbacana» surgió a finales de la Edad Media ante la necesidad de crecimiento de la ciudad a las afueras de las murallas de La Vila. Así, se cubrió inicialmente el antiguo barranco de Santiago, dando un paso de agua a través de esta larga estructura arquitectónica, que ha visto sacar a la luz uno de sus accesos durante las obras que se están ejecutando en el Pont Vell. Coincidiendo con esto, desde el Gobierno de Ontinyent ha comprobado que es posible habilitar una ruta turística para vecinos y visitantes.

El alcalde, Jorge Rodríguez, afirmó que, «con esta iniciativa, continuamos la línea iniciada de poner en valor elementos de nuestra historia que permiten dotar a la ciudad de nuevos elementos de atracción».

La visita turística se ligará a la del refugio de Tortosa y Delgado, ya que la ruta partirá precisamente de la entrada a «La Barbacana» por el carreró del Marqués, una entrada a principios del año 1938, durante la Guerra Civil, cuando el Concejo Municipal determinó que la galería se empleará como refugio antiaéreo.

La ruta guiada recorrerá el tramo de «La Barbacana» comprendido entre este punto y la salida al río: una vez se acceda por el carreró del Marqués, se girará a la izquierda para dirigirse por el barranco que se cubrió, en dirección a la plaza Coronación hasta llegar a la altura del centro de salud del Barranquet, para luego volver sobre los pasos dados, e ir en dirección al río.

En el transcurso del recorrido, los visitantes encontrarán agua procedente de los diversos nacimientos que van a parar a «Barbacana».

La visita, que se pondrá en funcionamiento una vuelta terminan las obras del Pont Vell, también explicará el funcionamiento del sistema hidráulico que hacía funcionar varios molinos del término. Como medida de higiene, se entregará a los participantes un mono de protección, unas botas y una mascarilla, todos elementos de un solo uso. La duración estimada del recorrido guiado será de una hora.