Quart De Poblet

Quart busca la accesibilidad universal

Los participantes en la Comisión Municipal de Accesibilidad./LP
Los participantes en la Comisión Municipal de Accesibilidad. / LP
El Ayuntamiento encarga un estudio para señalizar edificios y espacios públicos
REDACCIÓN.

El Ayuntamiento de Quart de Poblet, en su camino hacia la accesibilidad universal, ha encargado un estudio diagnóstico sobre accesibilidad cognitiva en la señalética de sus edificios públicos, que tiene como objetivo conseguir que cualquier persona, sea cuales sean sus capacidades, pueda acceder a la información y desenvolverse en un espacio determinado. El trabajo fue presentado recientemente a la Comisión Municipal de Accesibilidad por parte de la Concejalía de Bienestar Social, que dirige Maite Ibáñez.

En concreto, se ha analizado esta cuestión en el Ayuntamiento, el Centro Social Polivalente, Quart Jove, Casa de Cultura, Biblioteca Pública Municipal Enric Valor, el Centro Cultural El Casino, el complejo polideportivo y piscinas climatizadas, el Centro de Día y Residencias, el skate park o la zona picnic La Pinadeta.

Saturación de información, paneles demasiado altos y alejados para poder leer un texto pequeño, uso del metacrilato que dificulta la lectura por los reflejos que produce y alineación centrada o a la derecha de los textos, son algunas de las malas prácticas detectadas en el análisis realizado por César Martínez Burgos, de Locandia Estudio.

También el escaso contraste entre el fondo y los textos e imágenes, unión de palabras sin espacios diferenciándolas solo por el uso de negritas, pictogramas que inducen a error, tipografías poco legibles y la utilización de acrónimos o de términos muy técnicos y de difícil comprensión.

El trabajo, no obstante, va mucho más allá que la simple detección de los elementos a subsanar. Por ejemplo, parte de especificar que la señalética es una disciplina técnica que estudia el uso de signos gráficos y textos para la orientación y el acceso a los servicios de las personas en un espacio determinado, por tanto, debe ada ptarse a cada caso en particular y garantizar que todos los usuarios reciban la información sobre dónde están y puedan moverse en él con autonomía.

A partir de ahí, da las pautas para que la señalética sea accesible, ahondando en conceptos como el diseño para todos y todas; el lenguaje fácil, cuyo objetivo es que todas las personas sean capaces de comprender los mensajes escritos, independientemente de sus condicionantes cognitivos, así como los pictogramas y su uso.

Cuestiones como las tipografías más recomendables, el uso del color y el contraste, qué palabras utilizar, cómo construir las frases, cómo estructurar los mensajes o las pautas para el diseño de los pictogramas son analizados en el estudio, que también enumera los colectivos a los que beneficia la accesibilidad cognitiva, como son las personas con discapacidad intelectual, con trastorno del espectro del autismo, con trastorno por déficit de atención, con otros trastornos del desarrollo y con daño cerebral adquirido, entre otros.