Preparan un plan para favorecer la movilidad urbana sostenible

El Ayuntamiento está llevando a cabo cambios paulatinos. /LP
El Ayuntamiento está llevando a cabo cambios paulatinos. / LP
Riba-roja | La primera fase consistirá en la realización de encuestas a la población, mediciones de ruido y aforos
EXTRAS

El Ayuntamiento de Riba-roja ha comenzado a trabajar en la elaboración de un Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos mediante la reducción de las emisiones contaminantes y niveles de ruido, al mismo tiempo que se fomente el uso del transporte público.

La movilidad sostenible es actualmente una de las mayores preocupaciones de las ciudades europeas, que pretenden sensibilizar a la población de la importancia de estructurar un sistema de transporte y movilidad integrado, eficiente, basado en el uso racional del espacio urbano, con el fin de conseguir un desarrollo económico. En estos últimos años, el ejecutivo local ha realizado diversas acciones que han favorecido este tipo de movilidad. Los carriles ciclo-peatonales, la peatonalización de diversas zonas, la ampliación de aceras o el cambio de algunas direcciones, han estado encaminadas a este cambio hacia un nuevo modelo más sostenible, seguro y saludable.

En esta primera fase, el Ayuntamiento de Riba-roja llevará a cabo un proceso estratégico y abierto para que la ciudadanía pueda ser partícipe en la elaboración del Plan. A través de esta iniciativa, se pretende conocer las preferencias de movilidad actuales y equilibrar la creciente demanda de movilidad motorizada con la recuperación del espacio urbano. Para ello, realizará encuestas de tráfico y presenciales, aforos de tráfico, mediciones de ruido e inventarios de paradas de autobús, aparcamientos, etc.

Encuesta

La ciudadanía podrá acceder a la encuesta a través de la web www.ribarroja.es o de la APP Riba-roja Info.

«Nuestro principal objetivo es garantizar una mejor calidad de vida para la población actual y futura, racionalizando las formas en que nos movemos por el municipio, haciendo compatibles la movilidad de las personas con el crecimiento económico y el medio ambiente», asegura el alcalde Riba-roja, Robert Raga

Raga ha destacado la «apuesta del gobierno por reducir los niveles de CO2 dentro de nuestro compromiso con París 2030 y la participación en la Red Española de Ciudades por el Clima, de la que formamos parte como miembros del Consejo de Gobierno».

El Plan constará de tres fases; diagnóstico de la movilidad actual, planteamiento de propuestas concretas de actuación y la implantación de medidas. Estas acciones se desarrollarán en un plazo de diez años.

Para lograr su éxito, será clave la pluralidad a la hora de concebir la dinámica de la movilidad, además del compromiso de la ciudadanía y de todos los agentes sociales, para definir el reparto del espacio público.