Massanassa

La piscina municipal se convierte en un parque acuático tras la reforma

La piscina infantil tras las obras./LP
La piscina infantil tras las obras. / LP
REDACCIÓN

l Ayuntamiento de Massanassa ha adecuado y mejorado la piscina de verano del polideportivo municipal, ampliando las zonas recreativas con un espacio de picnic y remodelando las tres piscinas existentes, en dos zonas de baño: una para bebés y niños; y otra para el chapuzón juvenil y adulto. Esta última piscina une las dos anteriores conocidas como la grande y la mediana.

Las piscinas se han adaptado con bordes finlandeses, sin bordillos, para mejorar la accesibilidad y sistema de renovación y reciclaje constante del agua para mejorar su eficiencia. Ambas cuentan con juegos lo que le confiere al recinto un aspecto y uso de parque acuático con toboganes y tubos para la juvenil, y casetas piratas, palmeras con agua, arcos con chorros, cañones de aguas y con zona splash simulando una playa, para la infantil.

En la zona juvenil y adulta también se ha reducido la profundidad, ya que se había observado que la parte honda era poco utilizada por los usuarios. Además se han instalado accesos de entrada con escaleras para facilitar el uso a personas de cualquier edad, y un elevador hidráulico para personas con movilidad reducida.

Las obras de adecuación de la piscina, que se abrirá al público el próximo viernes 15 de junio con una fiesta infantil, ha sido realizada desde septiembre del año pasado hasta finales de enero, con una inversión de 435.000 euros de fondos propios del Ayuntamiento, según ha señalado el primer teniente de alcalde y concejal de Deportes, Francisco Comes Monmeneu. Esta actuación se proyectó con el objetivo de cambiar la parte hidráulica de la piscina, que tras treinta años en uso, apuntaban futuros problemas que han sido resueltos antes de su aparición.

Un proyecto que se engloba en el plan de «potenciación del recinto deportivo y su adaptación a un uso más familiar y lúdico», según ha destacado el alcalde de la localidad, Vicent Pastor. En esta línea, ya están en marcha los paelleros y la zona de picnic del polideportivo para el uso de los vecinos, que pueden reservar con una semana de antelación y los demás ciudadanos tiene que hacerlo en el mismo día.

Las obras se realizaron con una ayuda de la Diputación de Valencia de más de 70.000 euros. La zona dispone de tres casetas con cuatro asadores cada una, sumando un total de doce puntos de fuego. Además, también tiene mesas y sillas y contenedores.