L'alcúdia

Los perros cuentan con dos nuevos espacios en l'Alcúdia

Una de las nuevas zonas para perros. /LP
Una de las nuevas zonas para perros. / LP
La localidad impulsa dos parques con diferentes obstáculos para los animales
REDACCIÓNL'Alcúdia

Desde hace algunos días están abiertas al público dos zonas nuevas para perros, de acuerdo con lo que votaron los vecinos de l'Alcúdia recientemente en los presupuestos participativos. Una de las zonas está situada cerca de la Séquia Reial, en la calle Plateros del polígono Camí Real y otra situada en la calle Riu Magre del polígono La Cruz. Al mismo tiempo la anterior zona para perros situada en la calle Pablo Iglesias se transformará en una zona ajardinada. Estos nuevos parques han supuesto una inversión de 30.688 euros, que en parte han sido subvencionados por la Diputación de Valencia.

Según explicaron fuentes del Ayuntamiento de l'Alcúdia, la zona situada cerca de la Acequia Real, es un magnífico espacio de 44x23 metros (más de 1.000 metros cuadrados) dotado de un circuito de agility con ocho obstáculos-juegos distintos, cuatro bancos, una fuente, arbolado, papelera y dispensador de bolsas. Más pequeña, pero también con un ancho espacio, es la otra zona (650 metros cuadrados). Tanto una como otra disponen de doble puerta de seguridad, de forma que esté garantizada la entrada y salida de los animales sin problemas.

La localidad de l'Alcúdia contará con estos dos nuevos parques para perros con un total de tres zonas destinadas al esparcimiento de estos animales, una demanda de los propietarios de las mascotas.

Desde el Ayuntamiento se ha hecho un llamamiento al civismo de los propietarios pidiendo el respeto y cuidado de estos espacios, por lo que los animales puedan disfrutar de ellos mucho tiempo, evitando que se convierta en un lugar sucio y lleno de excrementos y que se deje de usar en un futuro próximo, algo que desean evitar.

En este sentido, se han elaborado unas normas de utilización de estos parques en las que se indica que estos espacios son unas zonas para que los perros puedan jugar y correr con libertad, pero donde se ha de respetar la normativa existente sobre estos animales.

De este modo, y como uno de los aspectos que se deben cuidar, según señalaron desde el Ayuntamiento, es muy importante que los excrementos sean recogidos por los propietarios de los perros, al igual que en cualquier otra zona del pueblo, que se ha de llevar siempre bolsas encima como establece la ordenanza local o que los perros de razas peligrosas deben cumplir la normativa legal. Finalmente se recuerda a los propietarios que en estos parques deben vigilar y controlar sus animales para evitar que molesten a otros que estén en la misma zona y puedan convivir todos ellos sin problemas.

Fotos

Vídeos