Picassent

El parque Les garroferes de l'Omet abre sus puertas para disfrutar del ocio saludable

El nuevo parque en el barrio de la Font de l'Omet./LP
El nuevo parque en el barrio de la Font de l'Omet. / LP
REDACCIÓN.

Picassent cuenta con una nueva zona recreativa ubicada en el barrio de la Font de l'Omet. Un lugar situado en plena naturaleza, que antes era un campo de algarrobos donde antiguamente los vecinos iban a comerse la mona el día de Pascua, y que a día de hoy se ha visto transformado en un amplio espacio de más de 6.750 metros cuadrados. Centenares de vecinos acudieron la semana pasada a la fiesta de inauguración del 70% de estas instalaciones de las que ya pueden disfrutar.

El proyecto se ha hecho realidad a través de la iniciativa de la Concejalía de Urbanismo como respuesta a la demanda del vecindario. De esta forma, se ha conseguido dotar a la barriada de una gran zona verde con jardines y zonas de paseo, mesas para picnic, un espacio de aparatos biosaludables, un escenario con gradas para poder hacer espectáculos y una zona de Work Fit.

«Estamos muy contentos porque la Font de l'Omet ya cuenta con este nuevo parque que durante tiempo nos habían pedido», señaló la alcaldesa, Conxa García. «Realmente hacía falta un lugar así, donde pequeños y grandes, cerca de casa, tengan un espacio para disfrutar de su tiempo de ocio con prestaciones del siglo XXI. Desde el equipo de Gobierno queremos fomentar el ocio saludable y tener un lugar así es una buena oportunidad para cuidarse», añadió.

El parque se ha construido en una parcela municipal y ha tenido un coste de 339.963 euros, pagados con fondos propios. El barrio está a pocos kilómetros de Picassent y es un lugar donde la población ha aumentado en estos años por la afluencia de vecinos que buscan la tranquilidad de vivir en el campo.