La Generalitat delega competencias escolares

La Generalitat delega competencias escolares
Riba-Roja | El pleno aprobará hoy aspectos relacionados con los CEIPS Mas de Escoto y Eres Altes

El Plan Edificant avanza a buen ritmo. El Consell ha delegado ya las competencias de las actuaciones presentadas en los cuatro colegios públicos por valor de 5,6 millones de euros.

Los últimos proyectos aprobados por la Generalitat y delegados por el conseller de Educación, son los correspondientes a la construcción del pabellón cubierto y la sustitución de la campaña extractora de la cocina y aseos del CEIP Mas de Escoto, por valor de 682.260 euros. Asimismo, la transferencia de competencias afecta también a la construcción del ascensor, reforma de baños, renovación de la carpintería interior, ampliación del sistema térmico y la mejora de la accesibilidad del CEIP Eres Altes, con un coste de 444.415,43. El Pleno municipal ya aceptó la delegación de competencias para la mejora del confort térmico de la zona de Educación Primaria del CEIP Camp de Túria, que recibirá una inversión de 243.192,93 euros.

Consenso especto al CEIP Cervantes, los proyectos que se ejecutarán responden al cambio de las ventanas; 55.139,53 euros, el cambio del suelo del centro; 10.874,83 euros, la reforma de la casa del conserje; 51.836,40 euros y el derribo y construcción del edificio de infantil y Primaria cuyo coste asciende a 2.500.000,00 euros. La primera de las actuaciones previstas, la colocación de un ascensor; 48.034,58 euros, se ejecutará durante las vacaciones escolares de Pascua. Las diferentes actuaciones planificadas han sido consensuadas y coordinadas con la dirección de los centros educativos, principales beneficiarios de las reformas e inversiones del Consell en materia educativa. «El Pla Edificant recoge una serie de necesidades y carencias que tenían los centros educativos, que gracias a este programa, podrán agilizarse para su pronta ejecución», asegura el concejal de Educación, Miquel Castillo. Asimismo, matiza el edil, «este programa de colaboración entre Generalitat y Ayuntamientos, nos permite ser más eficientes en la gestión, agilizando y reduciendo los trámites, además -añade- las bajas sobre el presupuesto de licitación inicial de la obra se permite invertir en el centro educativo».