Un Fondo Social garantiza el agua a un total de 36 familias sin recursos

El alcalde, Ramón Marí, y el representante de Aqualia en la firma del convenio. /LP
El alcalde, Ramón Marí, y el representante de Aqualia en la firma del convenio. / LP
Albal | El Ayuntamiento y la empresa suministradora firman un convenio en el que participan a partes iguales para asegurar el servicio
EXTRAS

Por cuarto año consecutivo, el Ayuntamiento de Albal y Aqualia, la empresa que gestiona el servicio municipal del suministro de agua potable y el saneamiento y depuración de las aguas residuales, han renovado el convenio de un Fondo Social para garantizar el suministro de agua a toda la ciudadanía. Estas ayudas están pensadas, especialmente, para aquellos que no puedan afrontar el pago de la factura del agua potable o de alcantarillado. Según datos municipales, el pasado año, 36 familias se beneficiaron de esta subvención. La firma del acuerdo tuvo lugar el lunes 15 de julio y en ella estuvieron presentes el alcalde de Albal, Ramón Marí y de Humberto Panella, Delegado de FCC Aqualia. Tras la rúbrica del acuerdo, Marí y Panella se han congratulado de la labor social que se realiza a través de la promoción de estas ayudas, «que mejoran las condiciones de vida de los ciudadanos de nuestro municipio», coincidieron.

La dotación del Fondo social para este 2019 es de 8.000 euros, la aportación del consistorio y la empresa es al 50%, cada parte lo sufraga con 4.000 euros. Esta inversión solidaria computará a fondo perdido pero su importe no afectará al balance de la concesión, ni repercutirá en la factura del resto de vecinos. Para poder optar a la cobertura de este fondo es necesario hacer la solicitud en el departamento de Servicios Sociales del Ayuntamiento, ubicado en el Centro Polivalente de Albal cuyo personal técnico realizará un informe del caso del solicitante.

A la hora de aprobar las ayudas se aplicarán los criterios fijados por este área, en materia de prestaciones económicas de urgencia social. Por otra parte, y en la línea de prestaciones sociales, el Ayuntamiento destinará este año 187.472 euros a la ayuda a domicilio y dependencia, un servicio municipal que se presta a través de la empresa Povinet Cooperativa con quien el consistorio ha firmado un contrato de tres años y del que se beneficiarán 45 familias. Entre los servicios, los beneficiarios de esta ayuda reciben apoyo de todo tipo, desde colaboración para la limpieza del domicilio y acompañamiento, podología, peluquería, hasta elementos reutilizables como una cama geriátrica, grúas elevadoras o sillas de ruedas.