El campo de fútbol de Massanassa ahorra en iluminación

El campo de fútbol del polideportivo de Massanassa. /lp
El campo de fútbol del polideportivo de Massanassa. / lp
REDACCIÓNMASSANASSA

El Ayuntamiento de Massanassa ha adjudicado las obras de iluminación del campo de fútbol a la empresa Imesapi por un importe de 80.378 euros. Un proyecto destinado a la mejora y eficiencia energética de este espacio deportivo gracias a la tecnología led, con la que además, se conseguirá un ahorro de energía y del coste del suministro eléctrico.

El nuevo alumbrado multiplicará, cuando así lo precise la actividad desarrollada en el terreno de juego, los lúmenes para dar una mayor claridad, ya que el sistema incluye la posibilidad de regular la intensidad lumínica para adaptarla a los entrenamientos de, por ejemplo, el Club Deporte Base Massanassa Fútbol, partidos oficiales u otros usos que se realizan a lo largo del día, que necesitan diferentes intensidades.

El proyecto se desarrolla en el plan de mejora y adaptación a las nuevas necesidades del polideportivo municipal, donde además de las actividades deportivas, amplía su oferta de ocio familiar, de actividades educativas con las diferentes escuelas de verano, Pascua y Navidad, acogiendo también actos solidarios y festivos, convirtiéndose en un centro de convivencia social de primera magnitud para la localidad. Pero además, el proyecto se incluye dentro del plan de mejoras medioambientales que el Ayuntamiento ejecutará en 2019.

«Desde hace años tenemos en marcha proyectos medioambientales, pero creemos que ha llegado el momento de dar un paso más y aumentar los criterios medioambientales en todas las obras para conseguir una mayor calidad de vida de nuestros vecinos y vecinas», explica el alcalde, Paco Comes Monmeneu. Por otra parte, este verano, la población ha disfrutado de las nuevas instalaciones de la piscina municipal, también ubicadas en el polideportivo y donde el Consistorio realizó una inversión de 435.000 euros para convertir el recinto en un parque acuático moderno.

La reforma consistió en la ampliación de las zonas recreativas con un espacio de picnic y remodelando las tres piscinas existentes, convirtiéndolas en dos, una para bebés y niños; y otra para el chapuzón juvenil y adulto. Ambas cuentan con juegos lo que le confiere al recinto un aspecto y uso de parque acuático. El recinto acogió la visita de cerca de 50.000 usuarios durante la temporada estival. Además, a esto se suma la reforma de los paelleros del polideportivo, también el año pasado, que ha conseguido convertir el recinto del polideportivo en un lugar de encuentro y de ocio para las familias.