Una campaña reparte botellas a las personas con un perro censado

Una empleada entrega una botella./LP
Una empleada entrega una botella. / LP
EXTRAS

El Ayuntamiento de Aldaia retoma después del paréntesis navideño la campaña 'Gràcies!', una iniciativa que pretende concienciar al vecindario de la importancia de mantener la vía pública limpia, y agradece a la ciudadanía su colaboración para conseguirlo.

La primera acción que se está llevando a cabo es el reparto de botellines plegables de plástico (junto con un folleto de instrucciones de uso) a las personas que hayan censado un perro con el fin de reducir los orines en las calles del municipio. Los puntos de reparto estarán cada miércoles de febrero en el Ayuntamiento de Aldaia por las mañanas de 11.30 a 14.30 horas y en el Centro Matilde Salvador por las tardes de 17.30 a 21.30 horas.

Las personas que paseen a las mascotas tendrán que salir a la calle provistas de esta botellita que deberán rellenar con una solución jabonosa -añadiendo unas gotas de vinagre- y verter parte del contenido en los orines del perro para minimizar las molestias que originan y neutralizar así la acción del amoniaco.

Con esta campaña el Ayuntamiento de Aldaia también recuerda que los perros no deben orinar ni defecar en zonas de juegos infantiles, zonas verdes, en las paredes de edificios, sobre vehículos, mobiliario urbano, farolas, señales de tráfico, fachadas u otros bienes públicos o privados.

Así, los animales deberán realizar sus necesidades en los sumideros del alcantarillado, en la parte inferior de la acera, en los alcorques de los árboles, solares o en los lugares habilitados. Además, la persona deberá recoger los excrementos y depositarlos en un contenedor de basura orgánica.

El objetivo es concienciar de la necesidad de enseñar a los animales a orinar en los lugares adecuados y de limpiar la vía pública afectada para evitar el deterioro de edificios, las manchas en las esquinas de las calles y el olor de las micciones.