El Ayuntamiento mejora el control interno para aumentar la transparencia

El Ayuntamiento de Alfafar./LP
El Ayuntamiento de Alfafar. / LP
REDACCIÓN.

El Ayuntamiento de Alfafar, a través de su concejalía de Hacienda, ha aplicado una mejora en su modelo de control y fiscalización interna con el objetivo de aumentar la transparencia del consistorio. La medida, que entrará en vigor el próximo 1 de enero de 2020, afectará a 37 procesos del Consistorio, entre ellos los gastos económicos, personal, contratación, subvenciones, transferencias, contratos de obra y de suministros y servicios.

También afectará a los contratos marco, concesiones de obras, convenios de colaboración, pagos a justificar y fiscalización posterior del pago. Asimismo, la administración local realizará este control, como mínimo, de forma anual, pudiéndose realizar también de forma semestral o trimestral.

El concejal de Hacienda, Eduardo Grau, ha destacado que, con esta medida «adaptamos nuestros procesos de control para mejorar nuestra transparencia. Actualmente estamos en un altos nivel en ese aspecto, pero queremos mejorar todavía más».

Del mismo modo, ha señalado que con esta mejora «se facilitará el trabajo de las áreas mediante la creación de protocolos establecidos y así avanzar en la mejora de la atención a la ciudadanía y control económico y fiscal».

Esta medida se suma a las ya aplicadas por el Ayuntamiento en materia de transparencia, manteniendo así su compromiso en ese sentido con la ciudadanía y cumpliendo estándares de transparencia auditados por organismos internacionales.

En noviembre de 2018, Dyntra, la plataforma colaborativa a nivel mundial que tiene el objetivo de medir y fiscalizar este valor, situaba al Consistorio de Alfafar en el segundo puesto del ranking de transparencia de municipios de l'Horta Sud con más de 15.000 habitantes.

Además, también ocupaba el séptimo lugar de la provincia de Valencia, el octavo de la Comunitat Valenciana y el 59 de todo el estado español, por encima de capitales de provincia como La Coruña, Salamanca, Girona o Teruel, entre otras.

De esta forma, la administración local triplicaba el nivel de este valor desde la entrada en vigor de la Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno, en diciembre en 2015. El índice pasó del 42,77% a un 64,78% en apenas cuatro meses, desde la última evaluación que realizó este mismo organismo en el mes de junio de 2018.