El Consistorio ahorrará un 60% en luz con el cambio de farolas

La avenida Corts Valencianes con el nuevo alumbrado./lp
La avenida Corts Valencianes con el nuevo alumbrado. / lp
REDACCIÓNalbal

Con el objetivo de reducir el consumo energético del alumbrado público, obtener un ahorro económico importante en la facturación eléctrica y contribuir a preservar los recursos energéticos del planeta, el Ayuntamiento de Albal ha invertido 350.000 euros en la primera fase de la instalación de luminarias tipo LED en todo el alumbrado público.

Esta iniciativa corre a cargo del presupuesto municipal y, en esta primera intervención, ejecutada al 80%, afecta al núcleo urbano de la localidad. La segunda fase, que está previsto que pueda iniciarse en el mes de julio, se extenderá al resto de la población y polígonos industriales.

En términos económicos, gracias a su instalación, que ya ha concluido, las arcas municipales tendrán un ahorro total en los costes relacionados con el alumbrado del 62,19%, lo que supone una reducción del gasto de 139.810 euros anuales.

En términos de consumo energético, se reduce en un 60,56% y tendrá un ahorro en el mantenimiento de las luces públicas de 125.875 euros, ya que las nuevas farolas tienen una vida útil superior a las 50.000 horas. Estos datos son tras la instalación de la primera fase.

El alcalde, Ramón Marí, asegura que «era necesario sustituir las antiguas farolas» y explica que «redundará en un importante ahorro de la factura de la luz para el Consistorio, al tiempo que disminuimos el consumo energético y reducimos las emisiones de CO2».

El presupuesto de la primera fase que alcanza los 350.000 euros se irán amortizando poco a poco a través del menor coste que se registrará en la factura del alumbrado público, con respecto a las antiguas farolas.

Temas

Albal