Vivir Mejor | La Edad En Positivo

El secreto de cumplir años: estar activo de cuerpo y mente

Vicent Diego, presidente de Fecovi; Catalina Hoffmann, presidenta de Hoffmann World; Mar Suérez, trabajadora social del Centro de día La Amistad; y Miguel Peris, jefe de Medicina Interna del Imed. /Fotos: Jesús Signes/ Irene Marsilla
Vicent Diego, presidente de Fecovi; Catalina Hoffmann, presidenta de Hoffmann World; Mar Suérez, trabajadora social del Centro de día La Amistad; y Miguel Peris, jefe de Medicina Interna del Imed. / Fotos: Jesús Signes/ Irene Marsilla
Durante la jornada, los expertos explicaron ayer las claves para llegar sobrepasar la madurez en plenas condiciones y disfrutar de ella
SANDRA PANIAGUA

En el Ateneo Mercantil de Valencia se descubrió ayer, gracias a laprimera jornada 'Vivir mejor, la edad en positivo' organizado por LAS PROVINCIAS con el patrocinio del IMED, el secreto para cumplir años saludablemente y poder disfrutar en plenitud de una nueva etapa de la vida en la que el tiempo parece que se multiplica. Y el secreto no es otro que estar activos física y mentalmente. Men sana in corpore sano.

Este secreto, en realidad, es un secreto a voces que Catalina Hoffmann, terapeuta ocupacional; Miguel Peris, jefe de medicina interna del IMED; Mar Suárez, trabajadora social del Centro de día La Amistad; y Vicent Diego, presidente de la Federación de Cooperativas de Viviendas de la Comunidad, se encargaron de recordar al público asistente.

La jornada estuvo dividido en dos bloques y entre medias los participantes y los ponentes pudieron disfrutar de una amena charla en el almuerzo dulce y salado que se sirvió. El bloque en el que se habló de la salud, Hoffann y Peris explicaron de qué forma se puede ejercitar el cuerpo y la mente con el fin de lograr mantenerse activo de forma que al cumplir años no se convierta en una persona con fragilidad. Del mismo modo, el jefe de medicina interna del IMED explicó cual es el concepto médico de fragilidad y dio algunas pautas para evitarlo. En el segundo bloque se trató el tema socieconómico en el que Mar Suárez comentó las posibilidades de los centros de día y las actividades que allí se realizan, así como los trámites que se debe seguir si se quiere disfrutar de estos centros municipales. Mientras que Vicent Diego explicó los beneficios de las cooperativas de viviendas a la hora de invertir y poder disfrutar del hogar junto a compañeros generacionales.

«Hay que realizar tareas que nos interesen pero complicadas» | «Si nos quedamos en casa nos acabamos consumiendo»

«Hay que realizar tareas que nos interesen pero complicadas» | «Si nos quedamos en casa nos acabamos consumiendo» catalina hoffmann | Presidenta de Hoffmann World

«Nacemos con un embalaje y luego nos podemos volver frágiles»| «Los cambios sociales están afectando a la fragilidad»

«Nacemos con un embalaje y luego nos podemos volver frágiles»| «Los cambios sociales están afectando a la fragilidad» Miguel peris | Jefe de medicina interna del Imed

Una mente activa

'Vivir mejor, la edad en positivo' comenzó con Catalina Hoffman explicando que tan importante es cuidar el cuerpo como el cerebro para poder cumplir años saludablemente. «Nuestro cerebro está activo y se desarrolla desde que nacemos; sin embargo, a partir de los 40 se pasa a una fase de consolidación por lo que depende de nosotros trabajarlo. La inactividad, tanto física como mental, es sinónimo de deterioro», explicaba Hoffmann. La terapeuta ocupacional y presidenta de Hoffmann World sentenciaba en su charla que «se acabó etiquetar a la gente por la edad. cumplir años no significa que ya no se puedan hacer cosas o aprender. Todo lo contrario». Por ello, explicaba las zonas del cerebro para demostrar que, haciendo trabajar a la «zona perezosa», se mejora la calidad. «En el cerebro hay tres partes que se desarrollan en función de su uso. Están las neuronas activas, hay otra zona de neuronas inactivas, pero no dañadas y una tercera en la que sí que están dañadas».

«Ninguno queremos vivir con nuestros hijos, somos independientes» | «Estos proyectos ofrencen una alternativa asequible»

«Ninguno queremos vivir con nuestros hijos, somos independientes» | «Estos proyectos ofrencen una alternativa asequible» Vicent diego | Presidente de Fecovi

Para trabajar esa zona de neuronas inactivas pero no dañadas, en definitiva perezosas, «hay que realizar tareas que nos interesen pero que cuesten cierto trabajo hacer. Si nuestro cerebro se encuentra cómodo haciendo crucigramas o sopas de letras no siempre debes ejercitarlo con ello ya que estña acostumbrado a ese trabajo. Entonces habrá que realizar alguna tarea que no se nos de tan bien como pintar o hacer sudokus». Catalina Hoffmann ponía diferentes ejemplos para explicar el método Hoffmann, creado por ella misma e impartido en sus centros, así como realizaba algunas recomendaciones.

Entre ellas oxigenar el cerebro por las mañanas realizando una respiración completa y exhaustiva. Disfrutar de un sueño reparador de calidad para regenera el cuerpo y la mente. En tema de sueño no se trata de cantidad sino de calidad ya que cada uno tiene unas necesidades.

También se habló durante esta ponencia de la importancia de tener una vida social activa ya que permite organizarte el día a día. «Si nos quedamos en casa nos acabamos consumiendo ya que si al cerebro no le das actividad se apaga», apuntaba.

Hoffmann también habló de la alimentación y de la importancia de la hidratación. «Me gusta hablar de los frutos secos que son básicos en nuestra dieta ya que son potentes antioxidantes. Hay que buscar una dieta equilibrada, aprender a alimentarse. Estar hidratados es fundamental, hay que beber agua, fundamentalmente por la mañana y durante el día. Otra forma de hacerlo es bebiendo infusiones o comiendo gelatina».

Pasando a la parte del ejercicio físico, la ponente comentó algunos de los ejercicios que se pueden realizar en casa para lograr un mejor equilibrio y fortalecer principalmente la espalda y el abdomen. Del mismo modo, recomendó realizarse estudios para comprobar que tipo de ejercicios son los más adecuados para cada uno pues no a todo el mundo le van igual de bien los mismo ejercicios. Ni fumar ni tomar bebidas alcohólicas (o hacerlo de forma moderada), mantener un peso saludable y controlar las enfermedades fantasma como la hipertensión, el colesterol o el azúcar fueron otras de las recomendaciones.

«Nuestra misión es lograr que el centro sea un lugar familiar» | «Conocemos a las personas, sus circunstancias y su proyecto vital»

«Nuestra misión es lograr que el centro sea un lugar familiar» | «Conocemos a las personas, sus circunstancias y su proyecto vital» MAR suárez | Trabajadora Social de La Amistad

En la parte final de su ponencia, la terapeuta ocupacional habló de mantener un equilibrio entre la parte social, la psicológica, cognitiva, física y nutricional, ya que son esenciales y a todas hay que darles el mismo protagonismo. La clave del éxito es juntar todas las áreas.

Evitar la fragilidad

A modo de conclusión, Hoffmann indicó que el optimismo es fundamental, pues «la sonrisa es la mejor de las medicinas y la risa todavía más. Cuando uno está contento la vida se ve de otra manera». Durante la segunda ponencia de la mañana, Miguel Peris, jefe de medicina interna del IMED, completó las palabras de Catalina Hoffmann con el concepto de fragilidad ya que, según señalaba, «no debe convertirse en una normalidad y sí en algo que detectar de manera precoz».

El internista explicaba a los allí presentes en qué consiste esa fragilidad. «El concepto de fragilidad debería de impregnar a toda persona que se dedique a la atención de personas mayores, desde los médicos a enfermeras, cuidadores, etc. No hay definición concreta, por lo que, al final, la mejor forma de explicarlo es con el ejemplo de un jarrón chino. Las personas, al igual que ese delicado jarrón, nacemos con un embalaje y cuando estamos en el mejor momento de nuestra vida, ese embalaje desaparece y nos amenaza la fragilidad».

Peris explicaba que una persona con alguna discapacidad o enfermedad no es frágil. «La persona frágil es aquella que está entre medias y es importante detectarlo a tiempo, ya que es frecuente que se convierta en enfermedad, discapacidad o, incluso, muerte. Es frágil cuando su cuerpo ya no resiste ninguna actividad de estrés más. Una persona que está razonablemente bien, pero que se ve delicado y no hay que permitir que caiga ya que puede desencadenar uel efecto cascada».

Miguel Peris comentaba que todas las personas tienen unas reservas fisiológicas que se van compensando a lo largo de la vida y los médicos ayudan a conservarlas, a aumentar la esperanza de vida, pero que el 80% depende de factores externos.

En cuanto a los elementos para detectarlas, señalaba que «se considera a una persona frágil cuando cumple tres o más criterios, como la pérdida de peso sin motivo aparente, lentitud de la marcha, debilidad muscular, cansancio o baja resistencia a pequeños esfuerzos, o que mantenga un nivel bajo de actividad física». El jefe de medicina interna del IMED también hablaba de los cambios sociales y de la brecha económica que se están produciendo y que afectan a la fragilidad. «Al vivir más años en ocasiones los hijos que cuidaban a los padres también necesitan cuidados. Es frecuente cuanto más mayores son las personas. Un cambio social es el de la incorporación de las mujeres a la vida laboral, que ya no cuidan a los mayores porque ya no están en casa. Hay tendencia a que la gente joven se vaya fuera por lo que los padres se quedan solos. A todo esto se le debe sumar el escaso reconocimiento de los profesionales (o familiares) que se dedican a cuidar a las personas mayores. Éstos deberían mantener el prestigio que se merecen», señalaba.

En cuanto a la detección precoz, Peris señalaba que también se debe a una actitud de los médicos. «En la consulta, además de tratar las enfermedades puntuales, los médicos deberíamos preocuparnos por el estado de nuestros pacientes y preguntarles cómo se encuentran. Del mismo modo, los pacientes deberían preguntar cómo se van a quedar una vez se recuperen de esa dolencia».

Oportunidad en un centro

Los centros de día se han convertido en una gran ayuda para las familias y las personas mayores. Mar Suárez, trabajadora social del centro de día La Amistad señalaba que «es un recurso esencial para las personas que están solas o aquellas a las que les cuesta realizar algunas tareas diarias».

La trabajadora social comentó a los presentes los pasos a seguir para solicitar esa plaza municipal a la que pueden optar los mayores de 60 años empadronados en Valencia y que estén afectados por algún deteriodo cognitivo.

«En los centros de día municipales se trabaja realizando una atención centrada en las personas, se trabaja por y para ellas. Nuestra misión es lograr que el centro sea un espacio familiar logrando el bienestar emocional, físico y que, además, se diviertan», comentaba Suárez.

Entre las actividades que se realizan en los centros, la trabajadora social señalaba que «realizamos una intervención global. Conocemos a las personas, a sus familias, su situación socioeconómica y su proyecto de vida. Partiendo de esto se van realizando diferentes actividades para estimularlos».

Necesidades y deseos

En la vida misma, así como en la vejez, lo que uno desea es tener su propio espacio. «Hoy en día ninguno queremos vivir con nuestros hijos, ninguno queremos que nos trasladen», señalaba Vicent Diego, presidente de Fecovi. «Es por ello que, para personas no dependientes, se ha creado un sistema cooperativista de viviendas con el fin de satisfacer las necesidades y los deseos de las personas que la componen junto a otros», explicaba Diego, quien añadía que «a través de esta fórmula las personas pueden autogestionarsu vejez digna por y para su comunidad con otros con los que comparte intereses. Estos proyectos de 'cohousing' ofrecen una alternatia residencial asequible en la que las personas son las dueñas de sus decisiones y controlan el destino de los ahorros que tanto ha constado de conseguir. Revertir el capital de esa vivienda que se ha quedado grande y vacía es fundamental para mantener ese futuro mejor».

En 2050 las previsiones sobre la población mundial dicen que habrá más de 2000 millones de personas mayores de 60 años, lo que supone el 20% de la socidad. Éstos serán personas activas socialmente con cierta capacidad económica y muchas ganas de disfrutar del tiempo libre que la jubilación le otorga.

Con ganas de viajar, leer, ir al cine, seguir aprendiendo, disfrutar de las amistades, consumir cultura, en definitiva, realizar actividades que mientras estuvieron trabajando no tenían tiempo de realizar. Por ello, llegar a esta edad dorada en plenitud de condiciones es algo que depende de uno mismo. Cuidarse, alimentarse de manera sana, ejercitar mente y cuerpo son parte del secreto.

Ejercitar el cerebro

El público estuvo muy activo durante esta jornada. Sin embargo, fue en el taller sobre memoria el momento en el que toda la sala estuvo más activa y colaborativa. Todos cogieron boli y papel para relizar los ejercicios propuestos y para tomar nota con el objetivo de llevarlo a la práctica en sus hogares. Entre los deberes que Catalina Hoffmann propuso a los presentes estuvieron: 1. Memorizar en la ducha. Con el fin de ejercitar el cerebro, Catalina recomendó que, mientras el agua estuviera cayendo, se cerraran los ojos y se intentara memorizar los objetos que hay en la ducha para luego comprobar mentalmente si se había acertado o no. Este ejercicio se debería de realizar todos los días y en el momento que se tenga dominado, cambiar los objetos de sitio (si es otra persona la que realiza el cambio mejor). 2. Cambiar de mano en la comida. El segundo de los ejercicios que se propuso es que una vez a la semana se coma con la mano no dominante (con la izquierda si se es diestro). Este ejercicio sirve para que se potencie el área cerebral no dominante y para ello debe hacerse con todos los cubiertos y todos los platos de la comida. 3. El tercer ejercicio que nombró fue el cambiar de ruta a la hora de acudir a los sitios pues tendemos a hacerlo siempre por el mismo camino y el cerebro deja de percibir estimulos. 4. Por último, pidió que se escribieran palabras como casa, manzana o árbol primero con la derecha, luego con la izquierda y posteriormente con ambas manos a modo de espejo. Catalina señaló que este es el mejor ejercicio de estimulación cognitiva. Si se escribe igual y no como un espejo es que el cerebro no está conectando. Con estos ejercicios se trabajan diferentes áreas y esto va creando redes neuronales, sin darse cuenta, provocando una mayor agilidad mental, aumentando al memoria. La última recomendación fue que cuando ya se ha dominado se cambien los espacios donde realizarlos pero siempre con estímulos, si se memoriza, por ejemplo el salón, que se haga con música.