Una 'vuelta al cole' centrada en los valores sociales y solidarios

Miquel Ruiz, nuevo presidente de la UCEV./JF
Miquel Ruiz, nuevo presidente de la UCEV. / JF
TERCERA VÍA | Miquel Ruiz, nuevo presidente de la Unió de Cooperatives d'Ensenyament, señala las líneas maestras del proyecto de la entidad
EXTRAS/ JAVIER FALOMIRValencia

Estamos en plena operación vuelta al cole. Los alumnos y alumnas de la Comunitat Valenciana se disponen a afrontar ese momento que para algunos estudiantes es más amargo que para otros, pero que resulta fundamental para su formación como personas y su futuro profesional. Y dentro de la opciones para elegir un determinado tipo de enseñanza, a menudo se escapa lo que en la Unió de Cooperatives d'Ensenyament Valencianes (UCEV) denominan 'la tercera vía'. Es decir, esos alumnos que irán a un centro de enseñanza que funciona bajo la fórmula cooperativa. Porque en palabras de Miquel Ruiz, nuevo presidente de la UCEV, «si sales a la calle y preguntas qué es un centro educativo religioso la gente lo tiene claro; pero si preguntas qué es un centro educativo cooperativo la gran mayoría no sabría definirlo ni explicar qué lo caracteriza». «Los centros de enseñanza cooperativa son poco conocidos fuera del entorno en el que operan, donde sí gozan de un prestigio consolidado y están muy asentados». «Hay algunos que incluso son muy conocidos ya que son centros que destacan por su capacidad integradora o por su especialización pedagógica», apuntan en la UCEV.

«El modelo de enseñanza cooperativa es el resultado de una decisión consciente de los socios que la forman, que normalmente son los profesores del centro, si bien hay algunos casos en los que los socios de la entidad son los padres, pero son casos puntuales», comenta Miquel Ruiz.

«Nosotros reivindicamos esa tercera vía que planteamos como modelo de escuela alternativo al que representa la escuela pública, cuya titularidad recae en la Administración, y al resto de la escuela concertada». Es un espacio que existe y que cuenta con el respaldo del proyecto, también cooperativo, de la UCEV. En nuestra opinión, dentro del concepto de servicio público que es la educación, el cooperativismo aporta unos valores importantes», añade Miquel Ruiz.

«La educación es un servicio público sostenido con fondos públicos; un servicio prestado por centros que en unos casos tienen titularidad estatal y en otros, privada, pero que en nuestro caso siempre conlleva el compromiso de ofrecer una educación con valores cooperativos tanto en la organización de la escuela como en la labor docente», señala Ruiz. El presidente de la UCEV precisa que existen también escuelas cooperativas totalmente privadas, «pero el objetivo, en estos casos, por el hecho de ser cooperativas, no es hacerlas más rentables sino reinvertir los beneficios en la calidad educativa».

70 centros y 25.000 alumnos

La UCEV nace en los años 80 como una sección -con personalidad jurídica propia- de Fevecta (Federación Valenciana de Cooperativas de Trabajo Asociado) y desde ese momento no ha dejado de crecer y evolucionar. Agrupa a más de 70 de estos centros escolares de todos los niveles, desde la etapa infantil a la universitaria, a los que asisten más de 25.000 alumnos de toda la Comunitat Valenciana. «La UCEV quiere ser la representante de la educación cooperativa y eso supone tener unos planes estratégicos para que su actuación sea coherente. Su principal aportación es que la oferta educativa de cada centro es muy diversa, hay múltiples proyectos y esa pluralidad se explica porque cada centro ha nacido en contextos diferentes con unas necesidades diferentes», asegura Miquel Ruiz.

Desde hace nueve años, hacemos una 'declaración educativa' un trabajo que supone una declaración de intenciones para hacer público el punto de vista de la UCEV en el debate educativo que es nuestra realidad. Otro objetivo es cohesionar los planteamientos de cada una de las escuelas tratando de hacer tanto una reflexión interna como externa de una manera muy participativa con un experto externo que nos acompaña en este proceso de construir discurso. Tiene un valor que va más allá de la reflexión interna porque proyecta lo que pensamos al resto de la comunidad educativa.

«Nosotros estamos por una educación de calidad para todos, y entendemos que el concierto es una herramiento al servicio de este fin. Por eso hacemos una propuesta centrada en proyectos que permitan asegurar una educación de calidad con un proyecto educativo que sea válido para asegurar una formación para todos y es cierto que con el concierto con la administración se asegura poder llevar adelante este servicio. En este sentido, hay reclamaciones que compartimos con el resto de colegios de la concertada siempre que el compromiso sea asegurar un servicio educativo de calidad para todos», asegura.

Una de las actividades deportivas celebradas este año en el colegio Juan Comenius.
Una de las actividades deportivas celebradas este año en el colegio Juan Comenius. / LP

Tiempo de cambios

Para Miquel Ruiz los cambios «son oportunidades para hacer balance y plantearse retos nuevos». En este sentido, el relevo de cargos en la UCEV es importante «la renovación siempre es muy sana, sirve para valorar todo lo que se ha hecho bien y que ha funcionado, pero también para analizar lo que no ha ido tan bien. En esa reflexión interna las diferentes escuelas están representadas en el consejo rector de la UCEV y más allá de los formalismos de los cargos, el funcionamiento es muy horizontal en la toma de decisiones porque se adoptan por consenso. No es una estructura jerárquica ni a nivel de gestión ni de toma de decisiones», asegura Ruiz.

Evolución cualitativa

En las diferentes escuelas ha habido a lo largo del tiempo un proceso de reconversión y evolución, en particular en Educación Infantil y en Formación Profesional, pero esta evolución ha sido más cualitativa que cuantitativa. «Más que crearse nuevas escuelas cooperativas y crecer significativamente en número de centros, lo que ha ocurrido es que esos centros ya existentes se han especializado y han creados nuevas plazas», afirma el presidente de la UCEV.

«En ese sentido, existen proyectos educativos cooperativos absolutamente ejemplares y referentes por lo que representan de cómo el esfuerzo y la voluntad de los cooperativistas han conseguido consolidar, a lo largo del tiempo, proyectos singulares y de indudable calidad. Dentro del conjunto de los proyectos cooperativos los que podemos llamar históricos no son los únicos destacados y reconocidos. Otros tienen una historia más corta pero con un componente de calidad que es el resultado de la gestión cooperativa y la determinación de ir construyendo el proyecto día a día. La participación y la transparencia supone más tiempo y esfuerzo, pero a la larga funciona. Además, la escuela cooperativa debe asumir tanto la gestión económica como la pedagógica y esa doble responsabilidad supone mucho trabajo», afirma Ruiz.

«La educación es un debate continuo. En la escuela cooperativa pensamos que este debate permanente y necesario, sin la voz del cooperativisme educativo, está incompleto. Partimos del convencimiento que nuestro discurso, el del cooperativismo, se sostiene sobre unos principios y unos valores absolutamente actuales y relevantes en nuestra sociedad y en nuestro país. Y no lo decimos sólo nosotros: el mismo Acuerdo del Botánico o el Fent Cooperatives, el plan bienal de apoyo y fomento del cooperativismo valenciano, son muestras de reconocimiento y de compromiso político con el modelo cooperativo», apunta.

En opinión de Miquel Ruiz conviene recordar que el Consejo Valenciano del Cooperativismo, institución pública de participación de la Generalitat, hizo público en 2016 una Declaración de Apoyo al Cooperativismo de Enseñanza.

Asimismo, el presidente de la UCEV recuerda que tanto la Ley Valenciana de Cooperativas como la Ley Estatal de Economía Social establecen la participación de las organizaciones representativas del cooperativismo en las instituciones y órganos públicos en los que se abordan materias de su interés.

En coherencia con este planteamiento, «hemos de reiterar nuestra reivindicación para que el cooperativismo de la enseñanza tenga representación propia en todos aquellos espacios donde el debate educativo aspire a contar con todos los interlocutores sociales representativos del sector. El debate educativo valenciano sin la voz de las cooperativas está incompleto, y por ello nuestra disposición para superar esta carencia allá donde se dé, es absoluta». «Continuamos defendiendo que conseguir la representación propia del cooperativismo educativo en el Consell Escolar Valencià sería una forma de avanzar en ese reconocimiento que establece para las cooperativas no solo la legislación, sino posicionamientos políticos e institucionales como los mencionados anteriormente», opina el presidente de UCEV.

Visibilidad

El apoyo a la escuela cooperativa está reflejado en directivas europeas, «no se ha caído de un árbol. Sí que existe esa orientación, pero lo que queremos es que se materialice en cosas más concretas. Por otra parte no tenemos toda la visibilidad que nos gustaría porque no es fácil de explicar, falta pedagogía. Reclamamos los recursos que consideramos necesarios para asegurar que el servicio educativo que ofrecemos sea un servicio de calidad equiparable, también en derechos y obligaciones, al del resto de centros implicados en la oferta de la enseñanza pública. Pensamos que los buenos proyectos pedagógicos son aquellos que están comprometidos con el entorno y por eso cada proyecto es diferente y adaptado a su realidad social», añade.

Miquel Ruiz es profesor en la escuela Santa Creu de Mislata, un centro que se reconvirtió en cooperativa y que es un referente como proyecto inclusivo que cuenta con un alumnado caracterizado por una gran diversidad sociocultural. Señala que el paso que hay que dar es que la gente sepa que muchos de los proyectos pedagogicos reconocidos por su calidad son sostenidos por cooperativas, que ese es el punto común que los conecta y los identifica. Explicar que es un modelo diverso y que ofrece cosas distintas con un factor común que es la organización cooperativa.

«Creo que la gestión, antes que rápida tiene que ser eficiente,sobre todo desde el punto de vista de la participación aunque eso suponga ir más despacio», dice.

En cuanto a los objetivos de partida con los que arrancará la gestión de la UCEV con este nuevo equipo, Ruiz insiste en la idea de «reforzar la voz de la escuela cooperativa dentro del mundo educativo valenciano, una voz con identidad propia en relación a la escuela de titularidad pública y al resto de escuelas privadas-concertadas», concluye el nuevo presidente.

Fotos

Vídeos