Opinión

La sostenibilidad en la toma de decisiones

EDUARDO HOLGADODirector territorial de Cajamar en Valencia y Castellón

Nos enfrentamos en la actualidad a riesgos globales inéditos, como el cambio climático o la transición a una economía baja en carbono. Y la sociedad demanda nuevas respuestas a las organizaciones que integran la responsabilidad empresarial en su gestión.

El Grupo Cooperativo Cajamar va más allá, asumiendo el concepto de sostenibilidad en la toma de decisiones y considerando que los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda de Sostenibilidad son su horizonte común para los próximos años, alineados con los principios y valores éticos propios que la han convertido en la entidad de referencia de la banca social cooperativa en nuestro país.

Consideramos que las nuevas demandas debemos afrontarlas con una gestión efectiva, eficiente, equilibrada y global, que permita convertir los cambios a los que nos enfrentamos en elementos de estabilidad y confianza.

Todo ello de acuerdo a nuestro sistema ético de gestión y apoyando la economía social como modelo que ofrece los recursos económicos y financieros al servicio de las personas y de las buenas ideas.

De ahí nuestra apuesta, desde nuestra singularidad como banca cooperativa, por un modelo de negocio sostenible en sus tres dimensiones esenciales: en la económico-financiera, en la social y en la ambiental, desarrollando buenas prácticas de gobernanza, manteniendo los adecuados recursos de capital para hacer frente a las nuevas exigencias regulatorias, creando nueva formas de finanzas inclusivas y de protección al cliente y avanzando en su compromiso con el entorno, facilitando la creación de valor compartido, el beneficio mutuo y el desarrollo territorial.

«La sociedad demanda nuevas respuestas»

«La sociedad demanda nuevas respuestas»

«Debemos convertir los cambios en elementos de estabilidad»

«Nuestras instituciones deben estar atentas a los riesgos»

Nuestras empresas e instituciones deben permanecer atentas a los riesgos y oportunidades que se van a generar como consecuencia de los dos grandes procesos que están cambiando las reglas del juego tradicionales: la transformación digital y la transición hacia una economía baja en carbono.

Para gestionar este entorno cambiante e incierto, la incorporación del concepto de sostenibilidad obliga necesariamente a tomar decisiones a largo plazo identificando y conociendo tanto su impacto como las tendencias e inercias que explican los cambios políticos, sociales, tecnológicos o ambientales a los que nos enfrentamos y a los que hemos de dar respuesta de forma responsable. Los principios cooperativos y valores éticos de Cajamar tienen su origen en su misión y visión como caja rural y cooperativa de crédito, ligada a la economía social.

Todo lo cual conforma la esencia de su contribución a los ODS y del compromiso que mantenemos con nuestro entorno y con la articulación del territorio, especialmente en el medio rural.