«Queremos facilitar la vida a los ciudadanos y su entorno»

Salvador Escutia Carrasco./LP
Salvador Escutia Carrasco. / LP
Salvador Escutia. Representante del cooperativismo eléctrico en la Confederació de Cooperatives de la Comunitat
A.S.F.VALENCIA

La Dirección General de Industria y Energía junto a once de las dieciséis cooperativas eléctricas que existen en la Comunidad Valenciana se reunieron a principio de febrero para abordar el papel de estas cooperativas en el nuevo modelo energético que se plantea en nuestra sociedad con el uso de energía renovables así como los retos, necesidades e inquietudes que estás poseen. Uno de los participantes en este jornada fue Salvador Escutia, representante del cooperativismo eléctrico en la Confederación de Cooperatives de la Comunitat Valenciana y presidente de la Cooperativa Eléctrica de Alginet.

- Una de las primeras cuestiones que nos planteamos es conocer en qué consiste el cambio en el modelo energético al que nos dirigimos.

- El cambio al que nos dirigimos supone un cambio en la forma de consumo y producción de la energía actual por otra energía renovable. Histórica y actualmente, la energía es producida por grandes empresas hidráulicas, de carbón, nucleares y con este modelo el ciudadano lo que hace es pagar lo que cuesta la energía y poco más. Ahora las energías procedente de fósiles empiezan a ser renovables y la gente además, comienza a concienciarse en la necesidad de utilizar energía que no sea procedente de fósiles por todas las consecuencias que puede tener en la salud, por ejemplo por la contaminación. Con este cambio de mentalidad, nos encontramos en un proceso de transición en el que las personas, los ayuntamientos, las instituciones, comienzan a demandar energía de origen cien por cien renovable. Vamos hacia ese cambio, el cual supondrá abaratar costes de producción, de transporte energético y sobre todo, una mejora social en todos los aspectos.

«Estamos ante un cambio de modelo energético hacia las renovables»

«Las cooperativas se encuentran actualmente en un buen momento»

- ¿Qué papel juegan las cooperativas en este modelo energético?

- Pueden jugar un papel muy importante y mucho más activo que las grandes empresas. Las cooperativas, por nuestra naturaleza, somos sociedades muy pegadas a nuestro territorio y a nuestros socios. En este sentido, las cooperativas estamos desempañando un papel de apoyo a aquellos socios cooperativistas que quieren entrar a producir energía renovable para su autoconsumo mediante la instalación y el uso de pequeñas plantas energéticas. Si este tipo de iniciativas las dejamos al libre albedrío, lo habitual es que este tipo de inversión solo lo podrá hacer aquel que tenga recursos económicos para asumir el coste de la instalación de dicha planta de energía, pues bien, en este caso las cooperativas facilitan como gestionar la inversión, su desarrollo y apoya a las personas que quieren entrar en este tipo de autoconsumo.

- Hace escasamente unos días ustedes se reunieron con la Dirección General de Industria y Energía. ¿Qué valoración puede realizar sobre la misma?

- El encuentro fue muy positivo. La Administración contó con nosotros y quiso conocer cuales son nuestra inquietudes, nuestras ideas, nuestros proyectos y en qué medida nosotros podemos apoyar el impulso de este nuevo modelo energético al que nos dirigimos. Actualmente, algunas de las dieciséis cooperativas estamos invirtiendo en plantas fotovoltáicas, queremos invertir en puestos de recarga eléctricos y en torno a ello, tenemos inquietudes que trasladamos en torno a este nuevo modelo de distribución de la energía renovable. Además, abordamos la necesidad de que los planes de inversión no se retrasen puesto que los necesitamos para proseguir en nuestro desarrollo y para ayudar a mejorar nuestro entorno, nuestra sociedad. Estuvimos abordando la realidad de los parques elóicos como fuente de energía renovable muy importante para este nuevo modelo energético y entre otras cuestiones, abordamos cuestiones que actualmente sufren un vacío legal como es el caso de los puestos de recarga eléctricos en vía pública, no en un área privada. Hay que intentar resolver esta cuestión y pensar en cómo gestionar esta cuestión. Y finalmente, otro punto abordado fue el de agilizar los trámites administrativos ya que, en ocasiones, son excesivamente dilatados en el tiempo.

«Aunque no lo parezca, el cambio de modelo ya se está realizando»

«Nuestro fin es mejorar la sociedad en la que estamos imbricados»

- ¿Estamos preparados para un cambio de modelo energético como el apuntado?

- La sociedad, aunque no lo parezca, se va transformando poco a poco. Se está evolucionando del consumo de energía fósil a la energía renovable. Parece que no pero es que sí. Por ejemplo, en Alginet en su cooperativa se va a cambiar el vehículo de energía fósil a uno eléctrico y estos cambios, aunque no lo parezcan van haciendo su camino. ¿Va acelerarse? ¿Va a sufrir un parón? La vida misma presenta un comportamiento cíclico y esta evolución no es una excepción pero estamos transformándonos aunque no lo parezca.

- El nuevo modelo energético, ¿qué mejoras conllevará para las cooperativas?

- Como es sabido las cooperativas no somos una empresa al uso que busca un beneficio económico. Nuestro beneficio es mejorar la sociedad en la que estamos imbricados. Si mejoramos el aire con el uso de energía renovable, estamos dando un beneficio a nuestro entorno. Si el socio transforma su entorno y se conciencia de que él debe ser el que produzca parte de la producción energética estamos logrando disminuir el coste energético y sus consecuencias negativas en el entorno... Ese es el principal beneficio para la cooperativa. Nosotros no buscamos una cuenta de resultados con excelentes beneficios. Nuestro beneficio tratamos de que revierta en la sociedad y en el entorno en el que nos encontramos. Por ejemplo, ayudamos con becas escolares, repartimos ayudas a fallas, al deporte, a entidades culturales, concedemos bonos para personas en riesgo de exclusión. Todo esto y más, es lo hacemos. Ese es nuestro mayor beneficio. Las cooperativas y con ellos todos los que formamos parte de ellas queremos facilitar la vida a los ciudadanos y su entorno.

«La Administración quiso escucharnos en este tipo de cuestiones»

«Actualmente hay mayor conciencia de la labor social que realizamos»

- Finalmente, ¿en qué momento cree usted que se encuentra el cooperativismo en la Comunitat Valenciana?

- Realmente estamos en un momento dulce. Desde los años 70 hasta el año 2000 el cooperativismo estaba estancado. La gente no tenía conciencia de él pero en la actualidad el cooperativismo que se ha reinventado acorde a los tiempos pienso que es una vieja forma de colaborar transformada en ayuda de unos a otros. Yo creo que el cooperativismo está en un buen momento. Ahora existe un interés por conocer el cooperativismo no sólo en la sociedad civil, en el mundo universitario, en las propias instituciones, en los tejidos empresariales. Estamos comenzando a crecer en socios y esto creo que se puede interpretar como una señal de la buena salud que tiene actualmente el mundo cooperativista. Es verdad que no hay que conformarse con lo que tenemos porque siempre hay que aspirar a más pero no cabe duda que existe una mayor concienciación de nuestra labor y de nuestro compromiso social con el ciudadano y con nuestro futuro global.

Perfil profesional

Salvador Escutia Carrasco, nació el 23 de julio de 1959.

Es presidente de la cooperativa eléctrica de Alginet desde el año 2004.

Ha sido presidente de la Federación de Cooperativas Eléctricas de la Comunidad Valenciana desde el año 2013 al 2017. En la actualidad ostenta la vicepresidencia.

Entre los años 2016 al 2018 ha sido secretario de la Unión Nacional de Cooperativas de Energía Renovables a nivel nacional.

Desde el año 2013 hasta la actualidad es miembro del Consejo Rector de la Confederación de Cooperativas de la Comunidad Valenciana.

En la actualidad, Salvador Escutia es miembro suplente del Consejo Valenciano del Cooperativismo y MBA Executive por la escuela Luis Vives en el área especializada de estudios empresariales.