«Hay que incorporar a los jóvenes a los órganos de gestión»

Baamonde durante su intervención en la clausura del primer día. /LP
Baamonde durante su intervención en la clausura del primer día. / LP
Conclusiones | Las cooperativas juegan un papel crucial
S.P.

«Hay dos formas de ver el mundo. Ser espectadores y criticar el partido o disfrutar jugando, desde dentro», argumentaba Eduardo Baamonde, expresidente de Cogeca y presidente de Cajamar en la clausura de la primera jornada del I Congreso de jóvenes cooperativistas, en referencia al papel que tienen los jóvenes dentro del sector agroalimentario y alentaba a los allí presentes a formar parte de las cooperativas, de sus órganos de gestión y a la construcción de un sector moderno ya que sin ellos «no hay futuro».

Respecto al relevo generacional, Baamonde explicaba que «en el modelo de las explotaciones familiares las cooperativas son esenciales. Vivimos en un mundo globalizado pero también tenemos grandes oportunidades ya que las necesidades alimentarias se incrementan año tras año». «El reto no tan lejano será abastecer de alimentos de una manera sostenible y con alimentos de calidad» y añadía que «es una enorme oportunidad y la globalización tendrá ganadores y perdedores ya que solo permanecerán aquellos que tengan el mejor conocimiento técnico y estratégico».

«Las cooperativas son esenciales en las explotaciones familiares»

Respecto al papel que juega el Grupo Cooperativo Cajamar en el sector agroalimentario, Eduardo Baamonde apuntaba que «somos un instrumento útil para el desarrollo de la economía local y de los agricultores. Nos hemos renovado constantemente y ese es el mejor atractivo para los jóvenes» y añadía que entre los servicios que ofrecen «no solo proveemos de servicios financieros sino que damos favorecemos la innovación y fomentamos la formación técnicas como la gobernanza de las cooperativas y la incorporación de jóvenes». Durante su intervención en el evento, Ángel Villafranca, presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de España, afirmaba que «el principal reto al que se enfrentan los jóvenes es la rentabilidad de la actividad ya que necesitan explotaciones competitivas y viables, y eso va ligado a proyectos empresariales. Por eso las cooperativas con una estrategia clara y un plan a futuro son la mejor opción para los productores europeos. Tenemos que dar respuesta a estos jóvenes que pronto serán los líderes de nuestras cooperativas.» De esa evolución del modelo cooperativista también habló Thomas Magnusson, presidente de Cogeca. «Muchos testimonios han demostrado que sin las cooperativas sería muy complicado mantener el sector y esto debe transmitirse en nuevas generaciones y que participen para evolucionar» explicaba Magnusson quien concluía diciendo que «las cooperativas de mañana son fundamentales para el desarrollo tecnológico, es el momento de que jóvenes y mujeres tomen el relevo.