Olivarera Cervol de Traiguera apuesta por el oleoturismo

Recogida de la oliva por personal de Olivarera Cervol./LP
Recogida de la oliva por personal de Olivarera Cervol. / LP
ADRIÁN BACHERO

La Almazara Olivarera Cervol de Traiguera es una cooperativa creada en 1995 con la unión de la Cooperativa Agrícola El Progreso, fundada como tal en 1950, y la Sociedad Obrera Rosellense de Rosell, poblaciones con una gran tradición en la elaboración de aceite de oliva virgen extra, situadas en la comarca del Baix Maestrat.

Los productos que produce y comercializa, y su autenticidad como tal, están avalados por laboratorios reconocidos y con autorizaciones oficiales mediante análisis químicos y organolépticos, y son los siguientes: Cervol Milenario; Cervol Monovarietal Farga; Cervol Virgen Extra Coupage y Cervol Virgen Coupage.

La cooperativa cuenta con unas instalaciones de recepción, producción, almacenaje y envasado de aceite de oliva virgen en Traiguera pero también disponen de otras instalaciones de recepción y almacenaje en Rosell, donde se recogen las aceitunas de los socios del citado municipio y se transportan a Traiguera para su transformación.

La entidad aglutina a un conjunto de cerca de 500 agricultores que cultivan una zona aproximada de 3.500 hectáreas de olivar y la producción anual media de los últimos años es de 3.800.000 kilos de aceitunas y entre 850.00 y 900.000 kilos de aceite. «Además de la calidad del producto principal nos esforzamos para contar con la maquinaria adecuada y que los procesos se realicen a la perfección, ya que la excelencia final del producto viene dada por el buen funcionamiento de todos los factores. Contamos con más de 400 socios y nos debemos a ellos, ya que son el principal sustento», señala el presidente de Olivarera Cervol, Fernando Tolos.

Oleoturismo

Desde hace unos meses, la cooperativa apuesta fuerte por el oleoturismo. Su trayectoria le permite transmitir la cultura del aceite a quienes la visitan, así como las tradiciones y la historia de la olivicultura. Así, Olivarera Cervol propone empezar la experiencia con una visita muy singular a varios olivos milenarios de la zona.

A continuación, se realiza una introducción al mundo del aceite con la visita a la Almazara, donde se explica el proceso de elaboración del aceite de oliva desde la recepción del fruto, limpieza, batido y extracción, hasta el almacenaje y envasado. Para finalizar, los asistentes pueden degustar los excelentes aceites de la cooperativa en sus distintas variedades, donde se darán a conocer los principios básicos del análisis sensorial. «Animamos a todos a disfrutar de una fantástica experiencia aprendiendo todos los secretos de nuestro zumo de oliva en un perfecto entorno, el territorio del Sénia, destaca el presidente.