El modelo económico que factura más de 6.200 millones cada año

Las cooperativas agoralimentarias tienen un importante peso específico en la Comunitat Valenciana./LP
Las cooperativas agoralimentarias tienen un importante peso específico en la Comunitat Valenciana. / LP
Análisis | Concoval presenta el estudio elaborado por Ciriec sobre el impacto del cooperativismo en la Comunitat Valenciana
EXTRAS

J. Falomir. «Más allá de la importancia de las magnitudes, este trabajo que se ha realizado a lo largo de un año para paliar el déficit estadístico que tenemos sobre las cooperativas, pone en valor y refuerza la pluralidad de unas entidades que están en todo el territorio, que tiene empresas de todos los tamaños y actúan en todos los sectores y actividades económicas» afirmó Emili Villaescusa, presidente de la Confederació de Cooperatives de la CV (Concoval) en la presentación del estudio sobre el impacto económico del cooperativismo en la Comunitat Valenciana, junto a los autores del informe y miembros del Ciriec-España, José Luis Monzón y Santiago Murgui.

Realizado por encargo de la Confederació de Cooperatives y patrocinado por la Conselleria de Economía Sostenible, con datos relativos al ejercicio de 2015 y de 2016, el propósito del estudio ha sido establecer las grandes cifras asociadas con las variables más relevantes de las cooperativas valencianas y el diseño de un sistema de captación, explotación y análisis de las mismas a partir de las correspondientes bases de datos, que permitirá profundizar y actualizar la información sobre las mismas de forma permanente.

«No queríamos tener sólo una foto fija, sino también poder acceder a unos datos que se puedan ir actualizando», apuntó Villaescusa antes de cederles la palabra a José Luis Monzón y Santiago Murgui para que hicieran un resumen de las cifras más relevantes del estudio. Así, las ventas de las 2.180 cooperativas censadas con sede en la Comunitat Valenciana ascienden a más de 6.200 millones de euros anuales, lo que representan el 6,1% del PIB valenciano, y dan empleo a 73.372 trabajadores (53.290 directos y 21.447 indirectos), unas cifras que suponen el 4% del empleo total de la región. Además, el 85% de los trabajadores de las cooperativas son fijos y las mujeres representan el 47% de las plantillas.

Monzón, que señaló que el estudio ha presentado más dificultades «de lo que pueda parecer», nace con vocación «de continuidad y perfeccionamiento» y el objetivo de actualizar sus datos cada año abre un camino inexplorado, porque hasta la fecha «no existían estadísticas sobre cooperativas ni metodología específica, obstáculos que se han resuelto con este primer estudio», subrayó Monzón. «El objetivo era doble: establecer las grandes cifras de la entidades con sede en la Comunitat y elaborar un directorio general de cooperativas».

Santiago Murgui, por su parte, destacó que lo primero era homologar la información recabada para obtener datos fiables. El principio ha sido sacar resultados con un aval científico y sin riesgo de error para que sea un producto de calidad.

Todos los sectores

El documento pone de relieve que las cooperativas agrupan a más de 3,2 millones de socios, es decir, el 65,6% de la población valenciana, aunque en este punto es preciso señalar que todos los socios clientes de Consum cuentan como tal. Asimismo resalta la diversidad de las cooperativas valencianas, que abarcan prácticamente todos los sectores, aunque destaca el «liderazgo» de las cooperativas agroalimentarias que suman un total de 430, con 232.123 socios, 22.951 empleos y ventas por valor de más de 2 millones de euros, según datos de 2015.

Le siguen las de trabajo asociado -que incluyen más de un centenar de cooperativas de enseñanza- con 1.518 cooperativas, 9.763 socios, 16.141 empleos y más de 1,5 millones de euros en ventas; y las de consumidores y usuarios (incluidas Consum y 15 cooperativas de suministro eléctrico) que suman 30 cooperativas, 2,8 millones de socios, 12.557 empleos y ventas por valor de más de 2,2 millones de euros.

Informe: 'Europa después de la crisis'

Ciriec España y el Iudescoop han presentado en la Facultad de Economía de la Universitat de València (UV) el Informe sobre 'Una nueva generación de políticas de economía social en Europa después de la crisis'. El Informe ha sido realizado por los catedráticos de la UV Rafael Chaves y José Luis Monzón para el Comité Económico y Social Europeo (CESE), y constituye la segunda parte del estudio sobre 'La evolución reciente de la economía social en la Unión Europea', realizado también por CIRIEC para el CESE y presentado el año pasado. El documento se presentó en el marco de un seminario sobre Economía Social y Solidaria, organizado por el Máster en Economía Social (cooperativas y entidades no lucrativas) del Iudescoop-UV. En el propio seminario se presentaron experiencias significativas de políticas recientes de economía social, como son las desarrolladas por el Ayuntamiento de Barcelona; la de grupos cooperativos innovadores, como es el caso de Mondragón, y experiencias de empresas sociales en la Comunidad Valenciana, concretamente la de Integras.tu. La inauguración del Seminario corrió a cargo de José Manuel Pastor, decano de la Facultat d'Economia; Maria José Vañó, profesora del Iudescoop-UV; y Rafael Chaves y Gemma Fajardo, codirectores del Máster en Economía Social de la Universitat de València.

Más del doble de la media

Por su parte, en cooperativismo de crédito y seguros, suma 32 cooperativas, 208.760 socios, 1.337 empleos y 241 millones de euros en ventas -sin incluir depósitos de clientes-. En este punto José Luis Monzón precisó que las cooperativas de crédito valencianas tienen más de 12.000 millones de euros en depósitos de clientes, en recursos intermediados, y tienen más del doble de cuota de mercado que la media española, un 13,77%. O dicho de otra forma, «en la Comunitat Valenciana, de cada 100 euros depositados en bancos, 13,7 están en cooperativas de crédito valencianas, mientras en el conjunto de España solo el 7,5 euros de cada cien», explicó.

Por provincias, destaca la de València, con 1.261 cooperativas y 37.977 empleos directos adscritos a las mismas, Alicante con 586 cooperativas y 6.586 empleos, y Castellón con 333 cooperativas y 9.317 empleos.

En cuanto al tamaño de las cooperativas, también es diverso, aunque predominan las «pequeñas». Por número de socios, las que tienen entre 0-200 socios suman 102, (el 24%), entre 200-600 socios alcanzan el 40%, entre 600-1.000 (14%), entre 1.000-1.600 (10%), entre 1.600-4.700 (10%) y entre 4.700-12.000 (2%).

Respecto al empleo, José Luis Monzón subrayó que valorando siempre «a nivel de suelo, el empleo total de las cooperativas valencianas directo e indirecto está en el 6% del total del empleo asalariado del sector privado». Además, «la estabilidad del empleo es 12,4 puntos más alta, dado que el 85% de los trabajadores de las cooperativas son fijos, el 72,6% en el total del empleo asalariado».

José Luis Monzón, Emili Villaescusa y Santiago Murgul, durante la presentación del estudio.
José Luis Monzón, Emili Villaescusa y Santiago Murgul, durante la presentación del estudio. / Concoval

Y quiso remarcar que «si contáramos todo el empleo indirecto que va a salir a flote durante este año y el año que viene, «en lugar de hablar de un 6% del empleo cooperativo sobre el empleo asalariado del sector privado, podríamos hablar de un 11 o un 12%».

Las cooperativas con sede en la Comunitat Valenciana -al margen de que tengan centros de trabajo en otras comunidades españolas- generan el 17,6% de empleo total existente en las cooperativas españolas, agregó Monzón, quien valoró que la «idiosincrasia» de estas entidades y sus «valores de gobernanza» hayan permitido que el empleo tanto las cooperativas españolas como valencianas resistiera la contracción de la demanda entre 6 y 9 puntos mejor que las empresas convencionales.

En cuanto al impacto de la crisis en las cooperativas valencianas y los retos que afrontan en esta nueva etapa, el presidente de la Confederació de Cooperatives, Emili Villaescusa, incidió en que el empleo en este tipo de empresas «ha resistido mucho mejor» y que durante esos años «se crearon nuevas cooperativas, normalmente pequeñas». Se prefirió bajar sueldos a destruir empleo, «solidaridad en las vacas flacas», algo posible en estas empresas porque «en vacas gordas también reparten excedentes».

Pese que hay una «tendencia» a reducir el número de cooperativas y se han producido bastantes procesos de concentración y fusión, «esta circunstancia no se ha traducido en una contracción del empleo, que continúa subiendo», dijo Villaescusa.

De cara al futuro, el presidente de la Confederació de Cooperatives dejó claro una vez más el deseo de que sean «motor de desarrollo y referente económico». «No aspiramos a que toda la economía sea cooperativa, pero sí a que la economía tenga los valores del mundo cooperativo, con las persona como centro de la actividad en una búsqueda permanente de la inclusión social y el desarrollo sostenible», dijo.

Villaescusa, destacó que «prácticamente dos tercios de los valencianos y valencianas están vinculados al mundo cooperativo y este dato es importante porque revela que el cooperativismo se contempla como elemento clave para apoyar la recuperación y transformación del modelo productivo; en definitiva, hemos visto que en tiempos de crisis, el mundo cooperativo aguanta mejor y en tiempos de recuperación, participa de los crecimientos». En su opinión, las cooperativas pueden ser «positivas para el modelo de economía valenciana», para ayudar a «construir un mundo mejor a través de la actividad económica» e «influir en las políticas públicas». Además, «somos buenos 'partners' en las alianzas público-privadas», apuntó.

AYUDAS «EN PLAZO»

Por último, con respecto al plan bienal 'Fent Coooperatives' impulsado por la Generalitat Valenciana, Villaescusa señaló que en este primer año «faltan algunos indicadores» pero que «ya hay cosas avanzadas» y se trata de seguir en esa línea.

En las próximas semanas habrá nuevas reuniones, dijo. Asimismo, aseguró que las ayudas a las cooperativas «están en plazo». «Ya se han hecho los pagos correspondientes al año pasado y este año prácticamente todas están en marcha».