Consum redobla su esfuerzo por una actividad menos contaminante

El consejo directivo de Consum durante la presentación de sus resultados./lp
El consejo directivo de Consum durante la presentación de sus resultados. / lp
La cooperativa presenta los resultados del ejercicio 2017 en los que sus beneficios crecen un 10% y se sitúan en los 51,7 millones
J. FALOMIRValencia

La cooperativa valenciana Consum presentó el pasado mes sus resultados económicos correspondientes al año 2017 que volvieron a arrojar unas cifras muy positivas. «Un ejercicio brillante», según señaló el director general de Consum, Juan Luis Durich, «especialmente después de haber ajustado precios y haber aumentado en 38 el número de supermercados».

El beneficio de la cooperativa se situó en 51,7 millones de euros, un 10,47% más que en el ejercicio anterior. Con esto, los socios trabajadores se repartieron 31,4 millones (el máximo posible, ya que el resto es la reserva legal), después de que la plantilla se haya situado en los 14.364 empleados (de los que el 95% son socios) lo que supone 860 trabajadores más que un año antes.

Medio ambiente

Pero para Consum, intentar minimizar para el medio ambiente los efectos negativos de su actividad es también una cuestión prioritaria a la que dedican cada año tiempo, dinero y esfuerzo. Un afán que en 2017 el Ministerio de Agricultura ha querido reconocer a la cooperativa al distinguirla como la única empresa de distribución con certificación sobre su huella de carbono. Consum disminuyó en un 24,3% su huella de carbono, respecto al año anterior, sobre todo, por la incorporación de gases refrigerantes de temperatura negativa, alimentada con CO2 en las nuevas aperturas y supermercados ecoeficientes.

Inversión de 14,6 millones

La cooperativa ha destinado 14,6 millones de euros a inversiones medioambientales. Tras una década de implantación del Plan de Ahorro y Eficiencia Energética, Consum ha ahorrado unos 18 millones de euros, evitando la emisión de 38.900 toneladas de CO2 a la atmósfera, gracias a las mejoras implantadas en las instalaciones frigoríficas y de climatización. En 2017 se han invertido 3,5 millones de euros en la mejora de 120 supermercados. Actualmente, el 91% de los supermercados Consum son ecoeficientes. Juan Luis Durich señaló que uno de los sistemas de ahorro energético más eficientes ha sido instalar puertas en todos los muebles frigorífico «algo que nos dijeron que iba a ser un fracaso y que sin embargo los compradores han aceptado perfectamente».

Por otra parte, el continuo desarrollo de los proyectos logísticos TEO y Nodriza han contribuido a seguir reduciendo los gases de efecto invernadero, rebajando en 2017 un total de 4,7 millones de kilómetros porque se evita el movimiento de camiones en vacío.

Reciclaje

Consum, por otra parte, se ha adelantado a las especificaciones europeas que buscan reciclar el 50% de sus residuos en 2020 y el 70% en 2030. En 2017, ha puesto en marcha el Proyecto Vertido Cero en todas sus plataformas, que permite valorizar el 100% de los residuos de envases, contenedores y paletas reutilizables que proceden de las plataformas y supermercados. Durich no ahorró críticas al reprochar que con iniciativas como el Sistema de Depósito, Devolución y Retorno (SDDR) de los envases, los políticos interfieren en las empresas puesto que con el ciudadano «no se atreven», ya que aspiran a captar su voto. En su opinión, «los políticos, cuanto menos se meneen mejor» y criticó que cada nuevo gobierno plantee acabar con todo lo anterior y empezar desde cero. En materia de reciclaje reclamó «un acuerdo global», y no que cada uno haga las cosas de forma diferente. «Hay que hacerlo mejor y no diferente al anterior, porque el objetivo es contaminar menos», dijo. Sobre nuevos productos, destacó el lanzamiento de más de 30 referencias ecológicas hasta sumar 135, con productos para veganos y listos para tomar en las secciones de frescos y refrigerados.

Durich apostó por un mayor control medioambiental y sanitario de la producción más que por el aumento de los estrictamente ecológicos.

Igualdad

En lo referente a las personas, la cooperativa invirtió 7,7 millones de euros en conciliación, lo que representa 540 euros por trabajador. En julio de 2017 se mejoró la paga por hijos con discapacidad hasta los 250 euros extra al mes. Desde la implantación del Plan de Conciliación en 2007, la cooperativa ha aumentado su productividad un 24%, permitiendo la mejora de la calidad de vida en el trabajo y la retención del talento, reduciendo el absentismo un 19%. Además, en 2017 el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad concedió a Consum el distintivo Igualdad en la Empresa, por potenciar y garantizar un trato equitativo entre los socios trabajadores. Asimismo, volvió a obtener el certificado Top Employers, por quinto año consecutivo, como una de las mejores empresas para trabajar en España.