Formación. El Centro Imparte Educación Infantil, Primaria, Eso Y Cuenta Con Un Servicio De Guardería Para Conciliar La Vida Laboral Y Familiar

El Colegio Liceo apuesta por la formación de excelencia como base

El centro prepara a sus alumnos con unas competencias excelentes para que afronten los retos del futuro. /LP
El centro prepara a sus alumnos con unas competencias excelentes para que afronten los retos del futuro. / LP
NOEMÍ GONZÁLEZCastellón

El Colegio Liceo de Benicàssim sigue la máxima que reza: «La educación supone uno de los pilares fundamentales de la sociedad y jamás debe cerrarse la puerta de la educación en nuestras vidas».

Los responsables del centro desarrollan su labor en base a la certeza de que vivimos en un mundo cambiante en el que todo sucede muy deprisa, todo caduca, se hace antiguo; y en el que los avances científico-tecnológicos nos empujan hacia adelante y siempre surge algo nuevo que desplaza a lo anterior, en un espacio breve de tiempo. «En todo este mundo vivimos las personas, que debemos seguir manteniendo nuestra esencia de valores, a pesar de vernos envueltos en esta vorágine», señalan.

El convencimiento del Colegio Liceo es que es precisamente aquí, en este punto, en el que juegan un papel fundamental todos los agentes que entran en contacto con los niños y jóvenes que se están formando. Según apuntan, de todos ellos, la familia y la escuela, en este orden, deben coordinar al resto de agentes que van a influir en su formación.

Para el centro, familia y escuela van subidas en un tándem en el que pedalear al unísono es fundamental para que el proceso educativo vaya llegando a las metas sin fisuras por donde puedan filtrarse agentes no favorecedores de una educación integral. Éste es un principio fundamental que en el colegio de Benicàssim se cuida con sumo interés, a través del contacto continuo con las familias.

Esta cooperativa educativa nace como tal en el año 1981, bajo la forma jurídica de Cooperativa de Trabajo Asociado. Una cooperativa de trabajo asociado es la unión de una serie de personas que quieren desarrollar una actividad y comparten la propiedad de la entidad, convirtiéndose en socios trabajadores que llevan en común la gestión del trabajo desarrollado por cada uno de los socios, los cuales deben ser siempre personas físicas que responden a la responsabilidad de la cooperativa con su aportación al capital social. Así, los miembros de esta modalidad de cooperativas son a la vez socios y trabajadores.

«Debemos seguir manteniendo nuestra esencia de valores»

«La educación no es una tarea fácil ni para padres ni para los profesores»

En el colegio Liceo, a lo largo de su trayectoria, se observa un aumento progresivo de socios hasta llegar a una estabilización. En este sentido, cabe señalar que, en la actualidad, de sus 37 trabajadores un 86% es personal socio y, el resto, contratado o en periodo de prueba.

La actividad que desarrolla el centro es la enseñanza. Es un colegio pequeño que imparte las tres etapas obligatorias de Infantil, Primaria y ESO, además del servicio de guardería para los más pequeños de uno y dos años, permitiéndonos el seguimiento personalizado de los alumnos y la comunicación continua con las familias, base fundamental del proceso educativo.

Los responsables del Liceo señalan que, «hoy en día la educación no es tarea fácil, ni para los padres ni para los profesores. Existen multitud de ofertas al margen de lo que nos ofrece la escuela, y mucho más atractivas de que las que se imparten en las aulas presididas por nuestro sistema educativo actual. Y es precisamente aquí donde entra la labor del educador, maestro o profesor».

El centro centra su empeño en prepara a sus alumnos y alumnas con unas competencias excelentes, de manera que puedan afrontar con tranquilidad los retos que se les presenten a lo largo de su vida. Para ello, fundamenta su labor en tres pilares. El primero de ellos es la conciliación de la vida familiar y laboral de los padres, imprescindible para la familia y para ello dispone del servicio de guardería, en vacaciones de Pascua y Navidad; la Summer School, en el mes de julio; y la Escoleta Matinera, a lo largo de todo el curso.

LOS PILARES BÁSICOS

Otro de los pilares son las lenguas. De hecho, el Colegio Liceo es un centro plurilingüe en el que se imparten áreas curriculares en inglés, además de tener un proyecto extracurricular en el que se prepara a los alumnos para los certificados oficiales en esta lengua, ampliando a través de estas actuaciones la presencia del inglés e iniciando la lengua francesa en la materia optativa de ESO. La inclusión en la educación de varios idiomas, desde edades tempranas es un beneficio que permite que el idioma se incorpore en el cerebro del niño de forma fácil y lateralizada. «Está comprobado que una educación basada en el bilingüismo o en el multilingüismo solo aporta ventajas en el desarrollo de los más pequeños», señalan desde la institución.

El tercer pilar de la metodología docente son las nuevas tecnologías, una herramienta para fortalecer la enseñanza y el aprendizaje, aumentar las oportunidades para acceder al conocimiento, desarrollar habilidades colaborativas o inculcar valores, entre otros. Los estudios y el día a día muestran que si hay algo que ha cambiado nuestra vida y nuestros hábitos en los últimos años han sido las nuevas tecnologías que, a pesar de los riesgos que conllevan y de la necesidad de control y la formación en el uso correcto de las mismas, son ya imprescindibles en la escuela, porque en la vida también están presentes, dotando nuestras aulas con ellas lo que supone un proyecto inversor y de renovación importante.

La preocupación por formar a los alumnos y alumnas y dotarlos de las estrategias necesarias para que se desenvuelvan sin dificultades una vez concluida su escolarización obligatoria en el colegio benicense, se ve favorecida por las dimensiones del mismo. Es un centro pequeño, de una sola línea en las tres etapas Infantil, Primaria i ESO, que permite una convivencia tranquila y dónde hay un conocimiento mutuo entre los diferentes miembros de la comunidad educativa.

El esfuerzo del Colegio Liceo, desde sus inicios, se centra en ofrecer una educación de calidad en conocimientos y valores, para formar personas libres, «que sepan cómo utilizar esa libertad en beneficio de sí mismas y de la sociedad que les rodea, es decir, con inteligencia, creando en ellos unos hábitos de respeto y cooperación que les ayuden a vivir en esta sociedad tan cambiante sabiéndose adaptar a estos cambios para dirigir su vida», apuntan sus responsables.