Puig sutura la crisis abierta por Jorge Rodríguez en el PSPV de la Vall d'Albaida

Puig ayer con alcaldes y concejales socialistas de la Vall d'Albaida. / lp
Puig ayer con alcaldes y concejales socialistas de la Vall d'Albaida. / lp

El líder socialista se reúne con alcaldes y concejales de la comarca y el entorno del expresidente de la Diputación justifica en un vídeo su gestión

J. S. VALENCIA.

Maratoniano Viernes Santo del presidente de la Generalitat y secretario general de los socialistas valencianos. Ximo Puig comenzó la jornada con un encuentro con militantes y simpatizantes del PSPV en Dénia a primera hora de la mañana arropando a los candidatos alicantinos. Inmediatamente después se desplazó a Castelló de Rugat en una visita que no estaba incluida en la agenda.

Apenas transcurridas 24 horas desde que Jorge Rodríguez anunciara su baja en el PSPV y su intención de concurrir a las municipales bajo unas nuevas siglas (La Vall ens uneix), Puig se presentó en la comarca para transmitir tranquilidad a sus huestes. El encuentro sirvió para cerrar filas con alcaldes y concejales socialistas de la comarca de la Vall d'Albaida que han seguido con preocupación la evolución de los acontecimientos después de que a principios de esta semana se levantara el secreto sumarial sobre el caso Alquería que saltó a la luz con la detención de Jorge Rodríguez hace ahora diez meses.

Unas horas antes, el entorno del expresidente de la Diputación movió un vídeo en el que se justificaba la actuación de Rodríguez en la Diputación para proteger a Imelsa de la corrupción y se apuntaban las coincidencias de la actuación de la UDEF con días claves electorales.

La presencia de Puig en la comarca fue más allá de mostrar solidaridad con sus compañeros de partido. La formación que un afín a Rodríguez registró en diciembre lleva por nombre 'La Vall ens uneix', lo que parece desvelar que las aspiraciones del expresidente de la Diputación pueden ir más allá de Ontinyent. El temor entre los socialistas es que otros cargos le sigan en su marcha. De hecho, la persona de referencia del nuevo partido es la hermana de Jordi Vila, alcalde de Palomar y secretario de organización comarcal del PSPV.

Entre otros cargos socialistas se encontraba en el acto Rebeca Torró, hasta ahora mano derecha de Jorge Rodríguez en el Ayuntamiento de Ontinyent y persona de su máxima confianza. Torró se perfila como cabeza de la lista municipal del PSPV en la capital de la comarca en sustitución de Rodríguez.

El sumario del caso Alquería ha revelado posibles maniobras dirigidas a conformar un aparato de dirigentes socialistas leales con la intención de ganar peso político en el seno del socialismo valenciano.

El PP aprovechó ayer el caso Alquería para cargar contra los socialistas. El portavoz de campaña, Jorge Bellver, acusó al PSPV de «tomar el pelo a los valencianos al salpicar sus listas electorales con candidatos investigados por la Justicia». Ante ello, el vicesecretario general del PSPV, Manuel Mata, salió al paso de estas declaraciones y aseguró que «aquellos que tienen a presidentes que han pasado por prisión o se sientan en el banquillo, no pueden dar lecciones a nadie».