Mónica Oltra: «El trato del Gobierno del PSOE a la Comunitat es como el de Rajoy»

La candidata para la Generalitat de Compromís, Mónica Oltra./I. Marsilla
La candidata para la Generalitat de Compromís, Mónica Oltra. / I. Marsilla

La dirigente de la coalición nacionalista considera que, si el Botánico vuelve a ganar, en Hacienda «hay margen de mejora. Debemos tener claro lo que queremos hacer. Es una conselleria que debe ser muy líquida, rápida y flexible»

- Burguera
- BURGUERAValencia

Oltra es una especialista en decir sin decir. Su respuesta más rotunda es respecto a la labor del Gobierno central en manos de Sánchez. Respecto a su socio en el pasado y quizá en el futuro, el PSPV, da puntada con hilo pero sin ahondar en la herida, por si acaso.

-¿Cómo ve la campaña nacional?

-Muy agresiva. Mucha violencia verbal con pocos argumentos. Me preocupa un debate tan tóxico, con banderas que tapan el debate de fondo, apelaciones al odio, al miedo y sin la realidad de la que hay que hablar, que es la política que soluciona la vida cotidiana, la real.

-Usted también era agresiva cuando estaba en la oposición.

-Yo era agresiva con la corrupción. No es lo mismo. Tuvimos que hablar de lo que se quería invisibilizar. Fui muy beligerante contra la corrupción, pero con datos.

-En las camisetas no había datos.

-Me las ponía porque no me querían dejar hablar. Si no se podía usar la palabra no tocaba otra que utilizar el algodón de las camisetas.

-¿Sánchez ha tratado a la Comunitat como usted esperaba?

-No. Esperaba más, que se notara el cambio de Gobierno y no se ha notado ni en términos de financiación. Se podía haber buscado un trato singular para un problema excepcional como el nuestro. El FLA se podría haber arreglado y tampoco. El trato del Gobierno del PSOE es el mismo que el de Rajoy. Tras las elecciones pediremos la suspensión inmediata del pago de los intereses del FLA.

-Puig anunció un sábado que se activa el FLA. ¿Ahora el Gobierno central avisa los sábados y no entre semana, ese mismo viernes, cuando usted compareció como portavoz del Consell?

-Parece que sí. El FLA no puede ser un instrumento que el Gobierno aplique no se sabe cuándo ni por qué. Puig ya decía en 2015 que el FLA era un aguinaldo que se usó de manera partidista. Esto se parece bastante.

-¿Qué le parece que Rivera anunciase que no pactará con el PSOE?

-Es sano decir lo que vas a hacer.

-¿Con quién no pactará usted?

-Ni con la derecha corrupta, ni con la que es enemiga de la democracia ni con la que no se entera de nada.

-¿Cree que el señor Puig tiene descartado pactar con Cs?

-No lo parece. Si lo tiene descartado no lo ha dicho con claridad.

-¿Eso le intranquiliza?

-No.

-Pues es su potencial socio.

-Yo lo que tengo claro es que con Compromís la opción del Pacto del Botánico no es nuestra primera opción, sino la única.

-¿Cuáles son sus compromisos principales si gobierna?

-Nosotros somos coherentes. En la anterior legislatura hablábamos de la renta valenciana de inclusión, de una Educación más justa y ahí está Xarxa Llibres, del copago farmacéutico... lo que propusimos se ha ido poniendo en marcha. Ahora queremos seguir avanzando. En materia de Educación queremos que el comedor escolar sea universal en Infantil y Primaria, igual que Xarxa.

-¿Y eso qué coste tiene?

-Al final, ahora las becas suponen 70 millones anuales, y la implantación supondría subir hasta los 160 millones, que es asumible por Educación. Pero también hay que desplegar más medidas sociales, como la asistencia infantil a las discapacidades, y hay un elemento básico relacionado con los cambios del modelo productivo, orientado hacia la lucha del cambio climático que transforme la economía. Apostamos por la sociedad de los cuidados como motor económico y no sólo como factor de justicia social, la cultura como sector creador de empleo, y la innovación como valor añadido.

-¿Pero de dónde van a sacar el dinero para eso?

-Es que el sistema de financiación tiene que cambiar.

-Habla de Educación, servicios sociales, modelo productivo... son todo áreas de Compromís en el Consell ¿Pretenden mantener el mismo reparto que ahora?

-Es un Consell que ha funcionado muy bien.

-¿Repetiría su estructura tal cual?

-Nos presentamos para liderar el nuevo Consell. No podría repetirse, pero sí retomaría el mestizaje porque implica a todos.

-¿En la próxima legislatura quieren dirigir Hacienda?

-Me parece más importante qué se aprueba que quién lo hace, pero sí creo que Hacienda tiene que ser muy líquida, rápida, flexible.

-¿Lo ha sido?

-Hay margen de mejora en Hacienda. De ella dependen todas las demás consellerias. Debemos tener claro lo que queremos hacer.

-En una de sus últimas comparecencias como portavoz del Consell se le preguntó por la reversión del servicio sanitario en la Marina y las negociaciones con DKV y dijo no saber nada. ¿Cómo es posible?

-A veces la información no va tan rápida como exigen los medios de comunicación. Todas las negociaciones nos implican a todos.

-¿Por qué se prometió hasta cinco veces la reversión de la Marina y no se ha producido todavía?

-Eso hay que preguntárselo a quien lo prometió. Eso no salió de mi boca.

-¿Cómo se toma que le pregunten por el nacionalismo de corte catalanista que anida en Compromís?

-Con risa.

-¿También se ríe cuando desde dentro de Compromís los más nacionalistas le critican a usted si afea algo al independentismo?

-Pues entonces pienso en qué gran proyecto es Compromís, donde hay muchas maneras de pensar y todas ellas se expresan con libertad.

-Sin embargo, el señor Marzà, conseller de Educación, que en su momento sí expresó su simpatía hacia el movimiento independentista catalán, dejó de hacerlo desde que es conseller.

-El señor Marzà, como muchos democrátas del país, lo que entendemos es que la política debe ser una solución. Cataluña es la excusa para agitar banderas, y tanto la derecha española como la catalana está sacando réditos políticos. Nosotros pensamos que hay que buscar soluciones y no echar gasolina en el fuego. Estamos centrados en trabajar para solucionar problemas en Sanidad, Educación, Dependencia...

-¿Qué es lo mejor que ha hecho el Consell?

-Soy juez y parte, claro, pero sin perder de vista que esta es la legislatura en la que más leyes se han aprobado, me quedo con la ley de servicios sociales inclusivos por ser una normativa sistémica y que consagra los derechos sociales al nivel de la Educación o la Sanidad.

-¿Y lo peor?

-No hemos conseguido la agilizacion de los procesos. No puede ser que para un contrato público hemos llegado a estar más de dos años. En Hacienda y en el sector público hay que avanzar más.

-Como jurista, ha trabajado mucho en conflictos de pareja. ¿Cómo define la relación entre PSPV y Compromís?

-Las relaciones personales no son como las políticas.

-Llevémoslo a lo personal. ¿Cómo ha sido su relación con Puig?

-La relación personal es muy buena, pero la política se basa en ideas y argumentos, mientras que las de pareja se basan en sentimientos. Hemos trabajado los afectos, y eso es bueno, y en el plano de las ideas, hemos construido puentes.

-¿Se sintió traicionada cuando anunció el adelanto electoral?

-No, 'traición' es una palabra demasiado grande para definirlo.

-¿Y cómo se sintió?

-Me dolió, porque creo que esas cosas se dicen a los ojos, pero todos los días sale el sol.

-Ustedes han creado organismos para vigilar la corrupción que no tienen personal o presupuesto.

-Hemos puesto en marcha un sistema de prevención: leyes, tecnología... ¿que falta personal? Pues sí, pero por eso digo que hay margen de mejora, porque falta ahí y en todos los departamentos. En Extremadura tienen el doble de ratio de funcionarios por habitante. La idea es prevenir antes que curar, y ya en Europa se destaca nuestra labor.

-¿Compromís debe realizar alguna reflexión respecto al caso Alquería? ¿Se hicieron bien las cosas antes de las detenciones y después?

-La reflexión de Compromís sobre estas cuestiones la lleva realizando desde su creación. Somos conscientes de la necesidad de que las personas confíen en la transparencia de sus instituciones. Por eso, propusimos la creación de la Conselleria de Transparencia, ante la emergencia democrática por la corrupción que había instalado el PP en todas las instituciones. Esta arquitectura normativa de la Generalitat hay que extenderla al resto de instituciones para que las alarmas salten antes de que se produzca una irregularidad.

-¿Por qué se propuso a Brines desde Burjassot para volver a gestionar una empresa pública?

-Mi ámbito de actuación en estos cuatro años ha sido la Generalitat. Por lo que recuerdo, Brines era ya trabajadora de esa empresa a la que volvió.

«El jefe del Estado tiene que ser electo»

Oltra no da por agotado el Estado de las Autonomías: «Tiene margen para seguir avanzando». Si bien considera que el federalismo es la «culminación» de ese modelo para un país para el que la mejor forma de organización estatal no es la actual: «El jefe del Estado tiene que ser electo. En una democracia avanzada, en mi opinion, todas las instituciones deben ser electas, y eso supone que el jefe de Estado, en vez de serlo por razon de nacimiento lo sea por una elección. Prefiero el sistema en que al presidente de la República se les elige en el parlamento».