La victoria en la capital sostiene a un Compromís a la baja

Ribó, ayer, recibe la felicitación de Oltra en la plaza de El Pilar. / irene marsilla
Ribó, ayer, recibe la felicitación de Oltra en la plaza de El Pilar. / irene marsilla

Un tercio de todos los votos recibidos por los candidatos municipales de la coalición han sido para la candidatura de Joan Ribó

BURGUERA / ALEX SERRANO

Compromís no ha mejorado sus datos autonómicos del mes pasado, y tampoco los de las municipales de 2015. Cerca de 46.000 votos menos que en los anteriores comicios locales. Su peso porcentual pasa del 15% al 14%. Sin embargo, la coalición econacionalista respira aliviada gracias 'al alcalde'. Si en tiempos de gloria del PP valenciano había una sola alcaldesa, Rita Barberá, cuando en la dirección de Compromís se refieren 'al alcalde' se habla de Joan Ribó. Con razón. Uno de cada tres votos cosechados por la coalición ayer recalaron en la candidatura del aspirante a revalidar la Alcaldía de la capital. Ribó recibió cerca de 10.000 sufragios más que en 2015. Es uno de los pocos ganadores de estas elecciones en la Comunitat porque ha actuado como un imán para los votos podemistas que han migrado de la candidatura morada. De este modo, la coalición logra su principal objetivo de ayer, si bien ha visto estancado el espectacular avance registrado en 2015 en relación a 2011.

Resultados de las elecciones municipales 2019.

Resultados de las elecciones europeas 2019.

Una de las claves para Compromís era si sus resultados se parecerían más al decepcionante balance de las nacionales (con un diputado y ni el 10% de los votos valencianos), o al obtenido por la candidata a la Generalitat, Mónica Oltra, que logró 439.459 apoyos el mismo día en que sólo Joan Baldoví alcanzó el escaño para el Congreso de los Diputados. Los valencianos se han comportado en las urnas de un modo más similar a los comicios autonómicos. La coalición ha logrado más de una treintena de mayorías absolutas en la Comunitat, casi el doble que cuatro años atrás. Sin embargo, el auge de los socialistas ha situado a los nacionalistas en una posición de debilidad en localidades donde en 2015 miró de tú a tú al PSPV.

En porcentajes, Compromís desciende en el cómputo global de la Comunitat, se mantiene e incluso sube un poco entre los municipios valencianos, cae un punto en territorio alicantino y es en Castellón donde el porcentaje de los sufragios totales cae más, del 12% del total hace cuatro años, al 10% ayer.

El sector nacionalista que pretende ganar fuerza frente a Oltra no ha salido reforzado por los resultados

La provincia de Valencia ha aguantado la arquitectura electoral municipal de la coalición. Ribó se ha convertido en el principal bastión local, mientras que otros alcaldes con galones, como el de Sagunto, Quico Fernández, que era el líder de una multialianza de izquierdas, ahora posiblemente tendrán que ceder la vara de mando a los socialistas. Sueca sí aguanta en manos de los nacionalistas, que aunque han perdido votos han resistido el empuje de sus supuestos socios. Algo similar ocurre en Paiporta, donde gobernaba Isabel Martín, una alcaldesa muy próxima a Mónica Oltra. En Bétera, otro de los municipios grandes valencianos donde Compromís fue la lista más votada, repiten el balance. Junto al resultado de la capital, Alzira es una de las grandes alegrías de Compromís, que pasa de seis a nueve concejales e incrementa sus apoyos en más de 2.000 votos con un aplastante 38% de los sufragios. Obviamente, el peso del triunfo de la coalición en la capital de la Ribera Alta no es similar a lo que representa el de Ribó. Mientras que a nivel global Compromís recibe el 14,5% de los votos escrutados, en Valencia ciudad se dispara ese porcentaje por encima del 27%. Será difícil encontrar nuevos referentes en Compromís tras las elecciones de ayer. A nivel europeo se han quedado sin presencia en Bruselas. Los críticos con Oltra han perdido potencia de fuego, si bien ella tampoco puede sacar pecho porque algunos de sus principales apoyos han logrado unos resultados grises.

Los resultados de la coalición en Alicante no han sido buenos y pasa de tercera a cuarta fuerza provincial, sobrepasada por Ciudadanos. En la capital alicantina bajan un concejal. En Elche, bastión de los Mollà (Pasqual, el padre, ideólogo de Iniciativa del Poble Valencià, el partido de Oltra, Mireia, la diputada y concejal que era la persona de confianza de IPV en Les Corts), el balance es muy pobre y la izquierda mantiene la Alcaldía gracias a la pujanza del PSPV.

El Bloc, que dominaba tradicionalmente la fuerza municipal de la coalición, sufre un varapalo. El municipio de su secretaria general, Àgueda Micò, ha caído en manos del PP. En Castellón, provincia de Marzà, incluida la capital, retrocede. La alternativa nacionalista al liderazgo de Oltra sale debilitada.

Más información