El PP valenciano mejora a Casado y Catalá roza el milagro

Catalá se abraza anoche a Isabel Bonig en la sede del partido. / jesús signes

Los populares no logran recuperar grandes alcaldías, pero mantienen Alicante y mejoran en siete puntos el resultado de las autonómicas

JC. FERRIOL MOYA / DANIEL GUINDO

El PP valenciano acudía a estas elecciones con las peores expectativas. Los resultados obtenidos en las autonómicas de hace un mes -un 19,3% de votos y 19 escaños- y el mantenimiento del Consell del Botánico hacían temer una desmovilización del electorado popular. En el caso de la ciudad de Valencia, además, pasar la legislatura con nueve de los diez concejales imputados había contribuido a invisibilizar la labor de oposición de los populares. La elección de María José Catalá como cartel electoral -para todos los cargos populares, la mejor de las opciones posibles- contribuyó a reanimar la decaída moral de los populares.

Resultados de las elecciones municipales 2019.

Resultados de las elecciones europeas 2019.

Y los resultados de anoche demuestran hasta qué punto la designación fue acertada. En el caso de Catalá, no cabe comparar los resultados con los de hace cuatro años -cuando Rita Barberá perdió la vara de mando después de 24 años de alcaldía-. El resultado de la candidata popular, con ocho ediles y superando el 21% de voto, no puede considerarse un mal resultado. De hecho, la alcaldía de Valencia se ha quedado a un único concejal de distancia, puesto que la suma de Compromís y PSPV arroja un resultado de 17 y el PPCV es la opción política con más concejales del centro derecha -Ciudadanos logra 6 concejales y Vox irrumpe en el consistorio con dos ediles-.

El resultado de Catalá es, de hecho, dos puntos mejor que el logrado por el PPCV en las elecciones autonómicas. El balance definitivo es el de que no logra la alcaldía ni formar gobierno, pero el propio recuento -que le situó primero por detrás del PSPV y finalmente como segunda fuerza política- constituye un resultado destacable.

El partido que lidera Bonig logra cinco puntos más que el PP nacional en las elecciones municipales

Tras hacerse públicos los resultados, Catalá aseguró tener una sensación agridulce porque «nos hemos quedado muy cerca de alcanzar una alternativa de centro derecha». Ante los resultados electorales, Catalá señaló que asume «con responsabilidad el liderazgo de la oposición y del bloque de centro derecha».

La portavoz recalcó que es «muy consciente» de las dificultades que ha tenido el PP de Valencia, pero destacó que «las hemos superado». «Hemos pasado lo peor y sólo nos queda crecer. Asumimos que el PP va a seguir siendo la mejor opción para los valencianos».

Los resultados para el PPCV son positivos porque mejoran con claridad los obtenidos por el PP en las municipales. Si la formación presidida por Pablo Casado -al que sostiene el resultado de Madrid- logra un 22% de votos, la de Isabel Bonig supera el 27'5%. La diferencia, superior a los cinco puntos, puede resultar clave en 'el día después', ese proceso que los populares abrirán sí o sí a partir de hoy mismo, dedicado a la reflexión sobre estos resultados. Porque desde algunos ámbitos del partido en la Comunitat, los más cercanos a la dirección nacional, se ha venido sosteniendo que los resultados del PPCV debían obligar a adoptar medidas. «Qué legitimidad tienen para pedir decisiones los que han sacado peores resultados que nosotros», señaló ayer con celeridad un cargo cercano a la presidenta regional. El PP valenciano no puede sacar pecho porque el tirón de los socialistas les aleja de muchas alcaldías. Pero sí se logra, mantener, si se logra alcanzar acuerdos, la alcaldía de Alicante. El dato significa mejorar, también notablemente, el resultado cosechado en las elecciones autonómicas. Por provincias, Alicante no sólo supera el 29% de los votos sino que se queda a escasos dos puntos del PSPV y logra el mayor número de mayorías.

Más información