Valencia se vuelve a pintar de rojo y sirve la Diputación a los socialistas

Carlos Fernández Bielsa y Antoni Gaspar, anoche.. / juanjo monzó
Carlos Fernández Bielsa y Antoni Gaspar, anoche.. / juanjo monzó

La formación que lidera Caballero en la provincia suma más de mil concejales, 82 alcaldías y 38 municipios como el partido más votado

HÉCTOR ESTEBAN VALENCIA.

La provincia de Valencia es de color de rojo otra vez. Los resultados electorales dan una victoria incontestable al PSPV y los socialistas pintan de rojo un territorio que durante los últimos años ha estado en manos del azul del Partido Popular. El vuelco provincia va en sintonía de lo que ha pasado en otros territorios de España y ese dominio apunta a que la Diputación estará otra vez en manos de Toni Gaspar o en la persona que los socialistas quieran. La labor de Mercedes Caballero queda refrendada con estos resultados, por lo que el nombre del alcalde de Faura queda pendiente del sí de la dirección.

De las tres provincias de la Comunitat, la única que se pinta de rojo a rodillo es la de Valencia donde el PSPV se ha convertido en la fuerza más votada con más de 375.000 votos, casi un 30% del total. De esta manera, los socialistas surfean sobre la ola de las autonómicas y de las generales, que tan buenos resultados dieron el 28 de abril y que permitieron que Ximo Puig y Pedro Sánchez gobernaran en la Comunitat y en España, respectivamente.

La ventaja de los socialistas respecto al PP se fue a los 80.000 votos, lo que consolida de manera clara la estructura que lidera Mercedes Caballero, la pieza del ministro José Luis Ábalos en el territorio.

El PP pierde apoyos al dejar de ser el partido más votado en muchos municipios

Al 99% escrutado, los socialistas tenían 1.090 concejales en los Ayuntamientos de la provincia de Valencia frente a los 954 que lograron en las municipales de 2015 en la provincia. Un resultado que les sitúa como la primera fuerza política otra vez por delante del PP, que queda en segundo lugar y pierde cerca de más de ochenta representantes electos en los Ayuntamientos de la Comunitat. Los socialistas, con estos resultados, suman 82 mayorías absolutas en la provincia de Valencia -el 31% y otras 38 relativas.

Los populares, a punto de cerrarse el recuento sumaban 295.000 votos y 877 concejalías, muy lejos de los 1.054 ediles que obtuvieron en 2015. El PP en la provincia está en manos de una gestora que preside Juan Ramón Adsuara. Los resultados obligan a tomar decisiones firmes y durarderas. La primera de ellas pasa por una nueva dirección provincial que permita reconstruir al partido en uno de sus bastiones. El PP lideró con solvencia la provincia de Valencia y ahora ha visto cómo el PSPV le ha adelantado con claridad. El PP gobernará con mayoría absoluta en 49 municipios -uno menos que en 2015-, aunque muy pocos son de envergadura. Además, fue el más votado en 70 hace cuatro años y ahora sólo en 19.

El tercer partido en número de ediles es Compromís con 457 y más de 242.000 votos al 99% escrutado. En ese momento la formación que lidera Mónica Oltra se dejaba por el camino un total de diez concejales. Compromís gobernaría con mayoría absoluta en 19 municipios y en 20 fue el partido más votado.

Ciudadanos ha logrado tres alcadías y ha aumentado el número de concejales al pasar de 113 a 157. La Vall, el partido de Jorge Rodríguez suma tres municipios y Esquerra Unida, en sus dos modalidades, otros dos pueblos más. El resto de localidades de la provincia de Valencia se reparten entre formaciones independientes.

Más