Toni Cantó: «Puig es de la línea Iceta en un PSOE en el que no hay 'E' de España que valga, de alineación completa con el nacionalismo»

Toni Cantó, en un momento de la entrevista./jesús signes
Toni Cantó, en un momento de la entrevista. / jesús signes

Portavoz de Ciudadanos en Les Corts Valencianes | «Ves como el PP está en caída libre, descolocado, y, por responsabilidad, nos toca ejercer el liderazgo de la oposición»

Juan Sanchis
JUAN SANCHISValencia

Toni Cantó ha conseguido los mejores resultados de Ciudadanos en la Comunitat que se ha convertido en la tercera fuerza política muy cerca del PP. Se muestra convencido de que superarán a los populares en las elecciones municipales y que les toca liderar la oposición al tripartito.

-¿Cómo cree que se va a desarrollar la legislatura?

-Ante el fracaso y la caída en picado del PP debemos ser la voz de la oposición. La formación de un tripartito que si estos años ha sido un desastre para la economía valenciana, para la sanidad y la educación y que, además, coartó libertades, ahora, con Podemos, es aún más preocupante. Nuestro trabajo va a ser marcarles muy de cerca.

-¿Qué cree que va a pasar?

-Hasta ahora teníamos un conseller de Economía que decía que el capitalismo y el libre comercio eran los enemigos de la humanidad. También ha habido un secretario de comercio, Natxo Costa, que le decía 'go home' a Intu o que se pone a batallar con El Corte Inglés. Ahora, Oltra pide Hacienda. Se ve que ya no le vale lo de rescatar a las personas y va a por la pasta. Y el nuevo actor en esa fórmula es Podemos y sus políticas bolivarianas. Todo esto me preocupa en un momento en el que el principal problema es económico, con precariedad del empleo, falta de inversión extranjera...

-Presenta un panorama muy oscuro para la Comunitat.

-Lo que me temo es que Ximo Puig va a seguir siendo un rehén de Compromís y ahora, además, de Podemos. Me temo que va a seguir dándoles lo que haga falta para ser presidente. Marzà me parece el más sectario y extremista de un Compromís que ya es sectario y extremista. Que Puig permita que un señor como ese, con 40 sentencias en contra del TSJ, lleve la educación de nuestros hijos, el futuro de la Comunitat, me parece una temeridad y una falta de responsabilidad.

-Su discurso ha sido muy duro con el tripartito. ¿No es extraño para una formación que se dice liberal?

-No. Ellos son todo lo contrario a lo liberal. No es liberal el capitalismo de amiguetes que ellos están practicando; el enchufismo, la colocación a dedo. Lo liberal es lo contrario de lo que dice ese conseller de Economía que es el capitalismo y el librecomercio. Lo liberal es facilitar las inversiones, no ponerles freno por motivos ideológicos. Lo liberal es permitir una libre elección de colegio. Ellos son lo opuesto. Yo voy a batallar incansablemente contra ellos.

-¿Se considera el vencedor del centro derecha en las autonómicas?

-Creo que es obvio. El PP ha perdido un número importantísimo de diputados y nosotros los hemos ganado. Y si echas un vistazo a tu alrededor y ves como el PP está en caída libre, descolocado, a nosotros, por responsabilidad, nos toca asumir el liderazgo de la oposición.

-¿Cree que el riesgo de catalanización se va a incrementar?

-Me asusta que cuatro años más de Botánico nos puedan llevar a una situación como la de Baleares. Ahora Compromís va a seguir poniendo requisitos lingüísticos, va a seguir coartando la libertad para elegir la educación de los hijos. Eso es nacionalismo, inmersión lingüística a la catalana. Van a seguir desarrollando esos colegios experimentales en los que no se da una sola hora de castellano a la semana. Puig es de la línea de Iceta en el PSOE en el que no hay una 'E' de España que valga, de alineación completa con el nacionalismo que los hace casi indistinguibles. A todo eso se añaden las subvenciones a entidades pancatalanistas.

-Tiene un número de diputados muy inferior en Les Corts. ¿Cómo piensa aplicar estas políticas?

-Mientras haya un gobierno del PSC valenciano con Compromís y Podemos, y con los diputados que tenemos va a ser muy complicado. Le transmitiré a Ximo Puig que deje de hacer lo que está haciendo, que deje de poner en manos de Marzà y Compromís la educación de nuestros hijos, que permita a las familias recuperar la libertad de elegir. Pero me temo que no nos va a hacer ningún caso y seguirá cediendo ante Compromís.

-¿Se ve capaz de llegar a acuerdos puntuales con Puig?

-Ni me lo planteo porque Puig ya ha dicho que quiere reeditar el Pacto del Botánico. Quiere seguir trabajando con Oltra y Marzà y ahora, además, invita a Podemos. Ese es el PSOE que sigue una deriva que no es constitucionalista. Ese es el PSOE del que se escapan dirigentes como Soraya Rodríguez o Celestino Corbacho. Puig, Iceta y Francina Armengol caminan hacia el extremo populista y nacionalista.

-¿Están los socialistas valencianos tan escorados?

-Me encantaría que algún miembro del PSC valenciano dijera: «No le demos la educación a Compromís, lleguemos a un acuerdo con otras fuerzas». No ha habido nadie. No conozco una voz que públicamente haya dicho: «Dejemos de dar la educación a Compromís. o Economía»; «Ximo, ni se te ocurra darles Hacienda» o «Ximo acaba con 'Telecompromís'». No lo he oído. No hay PSOE en la Comunitat, hay PSC valenciano.

-¿Cree que esta es la legislatura del cambio de modelo en la financiación?

-Debería serlo. Pero ahora se están peleando por el silloncito y les da igual la financiación. Para los socialistas, cuando Sánchez no presidía el Gobierno, era un tema inaplazable y urgente y ahora están sin hacer nada, no dice ni 'mú'. La Comunitat tiene un problema muy grave, inaplazable, pero no es el único, ya que hay un gobierno que no es capaz de reducir el gasto y crear riqueza.

-Ha hablado de la televisión. ¿Cree que cambiar a la directora general de À punt cambiará algo?

-Si el Botánico se atreve a hacer un concurso público libre para que entre un profesional del audiovisual, lo apoyaríamos. Pero me temo que las cosas no funcionan así en el tripartito. Sólo hay que recordar que lo primero que hizo Montón cuando llegan al Gobierno es poner a dirigir La Fe a una amiga del PSC.

-¿Es posible acabar con las listas de espera?

-Es una cuestión de recursos. Si hay 60 millones para listas de espera se puede hacer que ningún valenciano tarde más de dos meses en ser operado. Pero si se dedican a 'Telecompromís', se da un mensaje claro de cuales son las prioridades. La mía no es dar 60 millones para que se haga una tele con más trabajadores que algunas nacionales. Eso ha hecho el tripartito que ha cedido ese órgano de propaganda a Compromís. Yo prefiero acabar con los barracones y las listas de espera.

-¿Qué le parece la reversión del Hospital de Dénia?

-Es un problema ideológico que afecta a muy poca población. Se ha convertido en un tema gigantesco para disimular la mala gestión en las listas de espera. No voy a batallar por una reversión que, como ha sucedido en Alzira, ha costado más, ha aumentado las listas de espera y se ha tenido que inyectar más trabajadores. Es una maniobra de distracción.

-Usted y Fernando Giner tienen un estilo muy diferente. ¿Qué le parece como candidato?

-Tiene una grandísima oportunidad de ser alcalde de Valencia. Los datos así lo corroboran. Ahí están los resultados de las autonómicas. Creo que va a gobernar y contará con toda mi colaboración. Es necesario sacar a Ribó y a Grezzi del Ayuntamiento. Grezzi es el Marzà en Valencia, no con la educación sino con la libertad y el tráfico y para todo lo que es la riqueza de la ciudad. Ribó lo puede esconder, pero no puede hacer que la gente lo olvide.

-¿Apoyaría que Morera continuara como presidente de Les Corts?

-No. Ha dicho que en España hay presos políticos. Es impresentable que una persona que quiera presidir Les Corts dude públicamente de la calidad de la democracia española, que es una de las mejores del mundo. Me parece una vergüenza que se alinee con el nacionalismo más rancio y de derechas de Cataluña. También por lo que ha dicho de mí. Una persona que preside la cámara autonómica debe ser exquisitamente neutral y él no cumple con ese requisito.

-¿Cedería la vicepresidencia segunda de Les Corts al PP?

- Cada uno debe ocupar los lugares por los votos que ha conseguido. Hay que encontrar la posibilidad y existe. He hablado con el letrado de que estén todos los grupos parlamentarios porque lo contrario sería dejar fuera a miles de valencianos.

-¿Incluido Vox?

-Incluido Podemos, que es el que menos votantes tiene.

-¿Qué le parece la crisis abierta en Ciudadanos de Castellón con querellas incluidas?

-Lo atribuyo a las tensiones normales de los partidos cuando hay que confeccionar unas listas y unos pierden y otros ganan. No le doy más importancia. Estoy seguro de que se solucionará bien.