Puig defiende la «honradez» del PSPV en el territorio del imputado Rodríguez

Llaudes y Puig, en primer plano, y Torró al fondo, ayer en la sede del PSPV. / DAMIAN TORRES
Llaudes y Puig, en primer plano, y Torró al fondo, ayer en la sede del PSPV. / DAMIAN TORRES

Los socialistas apoyan a su candidata por Ontinyent en respuesta a la estrategia de presión del entorno del alcalde

JC. F. M.

valencia. La Diputación de Valencia no se juega únicamente en el partido judicial de Albaida. Pero el diputado que se elige por esa demarcación puede convertirse en una pesadilla para los socialistas valencianos durante la próxima legislatura. Especialmente si, como podría ocurrir, ese escaño acaba en manos del alcalde de Ontinyent, y expresidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez. La dirección del PSPV se ha puesto manos a la obra para tratar de reducir las opciones del exdirigente socialista -imputado por prevaricación y malversación en el caso Alquería y que se presenta a la reelección como candidato de 'La Vall'- acceda a la corporación provincial.

Y para ello, el primer paso consiste en reforzar a Margarita Llaudes, la candidata de urgencia propuesta por los socialistas valencianos tras confirmarse la salida de Rodríguez del PSPV. Puig se reunió ayer en la sede del PSPV con ella y con la secretaria general de los socialistas de Ontinyent, Rebeca Torró, y dejó sobre la mesa un par de mensajes dirigidos a Rodríguez. El primero, una alusión explícita al proyecto «decente y honrado» de los socialistas en este municipio. Una referencia que podría pasar inadvertida si no se tiene en cuenta la condición judicial de Rodríguez, detenido hace casi un año junto a cinco de sus más estrechos colaboradores y centro de la investigación abierta por los contratos de alta dirección en Divalterra, la empresa de la corporación provincial heredera de la vieja Imelsa, y en el que ya se encuentran imputadas 15 personas. «Nosotros estamos absolutamente convencidos de que lo que hizo el PSPV es la defensa de la democracia y la dignidad», proclamó Puig ayer. El segundo, una alusión a la condición de proyecto «colectivo, no personalista» de los socialistas valencianos. Porque, claro está, ese proyecto personalista no sería otro que el de Rodríguez, a juicio de la dirección de los socialistas valencianos.

Puig también agradeció a la candidata de su partido el trabajo que está haciendo, y a los «compañeros que están dando la cara por un proyecto decente y honrado que quiere estar presente en toda la Comunitat más allá de cualquier coyuntura». No era una referencia gratuita. La cúpula socialista ha detectado que el entorno de Rodríguez -el mismo con el que ya contó al frente de la Diputación de Valencia- ha puesto en marcha una fuerte campaña de presión, dirigida a arrinconar a la militancia socialista tanto de esa localidad como de las otras cinco en las que se presenta esa marca electoral de La Vall.

Barceló insiste en que los valores socialistas «se conjugan en plural, nunca en primera persona»

La apuesta de los socialistas por la comarca de Albaida y por Ontinyent se completó ayer por la tarde con la presentación del programa electoral de los socialistas valencianos en esa localidad. Junto a Llaudes y a Torró, la consellera de Sanidad del Gobierno valenciano y una de las personas más solventes del socialismo valenciano, Ana Barceló. El mensaje: incidir en que los ideales y valores socialistas que de conjugan en plural, nunca en primera persona.

Los números que hace el PSPV sobre la carrera por la corporación provincial prevén la reedición del acuerdo progresista de 2015 que aupó al propio Rodríguez a la presidencia de la Diputación -Puig ya ha dicho que el actual presidente, Toni Gaspar, será su apuesta para revalidar el cargo-. Incluso en el caso de que Rodríguez pudiera llegar a conquistar el único diputado que se elige por el partido judicial de Albaida, puesto que el PSPV aspira a mejorar su resultados en otras demarcaciones y en especial, en Valencia.

«Que no pacten»

El PPCV también se refirió ayer a la situación generada en Ontinyent. La presidenta de los populares, Isabel Bonig, desplazada hasta esta localidad, emplazó a Puig y a Oltra «que digan públicamente que no pactarán con el imputado Rodríguez ni en Ontinyent, ni en la Diputación de Valencia». Bonig, que recordó que Rodríguez «está imputado por malversación y presunta corrupción», remarcó que «el PPCV defiende la presunción de inocencia, no como el PSPV y Compromís que nunca la han respetado cuando ha habido casos del PP». No obstante, señaló que la Guardia Civil dice que la trama que presuntamente tuvo lugar en la Diputación de Valencia fue para financiar irregularmente, de momento a Compromís y ya veremos si al PSPV».