El PSPV mantendrá a sus dos candidatos a alcalde imputados por Divalterra

Rodríguez junto a la cabeza de lista del PSPV en Ontinyent, Margarita Llaudes. / LP
Rodríguez junto a la cabeza de lista del PSPV en Ontinyent, Margarita Llaudes. / LP

Mata critica la «ofensiva del PP» para implicar a su partido después de que el juzgado cite a declarar a nueve exdirectivos de la empresa pública

JC. F. M.

Víctor Jiménez y Salvador Femenía encabezarán las listas del PSPV en las localidades de Rocafort y Alqueria de la Comtessa, respectivamente, en las elecciones municipales del próximo 26 de mayo. Al menos por el momento. La dirección de los socialistas valencianos trató ayer de quitar hierro a la citación como imputados de sus dos cabezas de lista, incluidos entre los nueve exdirectivos de Divalterra a los que tomará declaración el titular del juzgado de instrucción número 9. El vicesecretario general de los socialistas, Manuel Mata, censuró de hecho la «ofensiva del PP» por tratar de implicar a su partido en casos de corrupción. «No estamos ante casos de corrupción», sentenció.

Jiménez y Femenia declararán como investigados en la misma causa en la que, hace ya casi un año, fue detenido el entonces presidente de la Diputación de Valencia,Jorge Rodríguez, en el marco de una operación denominada 'Alquería' y en la que se investigan supuestos delitos de prevaricación y malversación en la contratación, con contratos de alta dirección, de diversos directivos en Divalterra, la empresa pública de la corporación provincial heredera de la vieja Imelsa.

Rodríguez, que pasó una noche en el calabozo igual que los otros cinco colaboradores de Presidencia de la Diputación que fueron detenidos, encontró entonces la comprensión inicial de su partido, que aunque le suspendió de militancia no le presionó para que abandonara la alcaldía de Ontinyent. Hace sólo unas semanas, tras conocerse el contenido del sumario de este caso, el PSPV se decidió a cortarle el paso a su exdirigente -y fue entonces cuando éste dio el paso y formalizó una candidatura a la alcaldía de la capital de la Vall d'Albaida alternativa a la de su partido-.

Otro de los investigados ocupa el número dos de la lista de Compromís al Ayuntamiento de Silla

Ayer, los socialistas valencianos también optaron por proteger a sus dos candidatos a alcalde citados a declarar como investigados. Tanto a Femenia, que en realidad ocupó un cargo directivo en la empresa mucho antes de que Rodríguez presionara para incrementar el número de cargos directivos y concederles la consideración de alta dirección, como a Jiménez -que sí que fue de los últimos en ser nombrado (su condición de alcalde de Rocafort y líder comarcal del PSPV eran claves para las aspiraciones orgánicas de Rodríguez) y que acabó renunciando una vez comprobó la magnitud del escándalo-. Jiménez consideró ayer «significativo y llamativo que, en plena campaña electoral, el PP intente desprestigiarme poniendo en entredicho mi honorabilidad» y recordó que trabajó «durante menos de un mes, tras el cual dimití en el mismo momento en el que fui conocedor de que el procedimiento de contratación estaba cuestionado».

Mata, al término de la reunión de la dirección socialista y preguntado por este asunto, lamentó la «ofensiva del PP» en un intento de «implicar y enmarañar a gestores del PSPV, Compromís y Podemos», en relación con el caso Divalterra, y aseguró que «no estamos ante casos de corrupción».

Mata recordó que los juzgados han archivado todos los procesos abiertos en relación con contrataciones con la empresa de comunicación Crespo Gomar, por supuesta financiación irregular del PSPV. Eso sí, obvió que por el caso Alquería hay una investigación judicial abierta que le costó el cargo como presidente de la Diputación y como portavoz de los socialistas valencianos a Jorge Rodríguez.

Pese a ello, denunció «una especie de ofensiva del PP de intentar implicar y enmarañar a gestores del PSPV, Compromís y Podemos», pero según Mata «la realidad está demostrando que se trata de cuestiones administrativas».

«No digo que alguna no tenga trascendencia penal, pero tenemos la tranquilidad que en cuatro años en ninguna administración han acusado a nadie de robar, de quedarse el dinero, de tener que pagar millones de euros de indemnización, de esquilmar a los ciudadanos o de financiarse ilegalmente», añadió. «Si alguien ha hecho algo mal porque hay un informe anterior o posterior, ahí están los juzgados de lo penal», remachó Mata.

Compromís no lo aclara

Junto a los dos candidatos socialistas a alcalde, entre los nueve citados por el juez figura también José Luis Melero, número dos de la lista de Compromís por la localidad de Silla. Fran Ferri, portavoz parlamentario de la coalición, señaló ayer que su partido «siempre ha actuado con contundencia en este tipo de cuestiones» y «ha apartado de la primera línea a las personas implicadas en casos de corrupción o que no son explicables». No obstante, no precisó si el caso de Melero se encuentra entre estos.

Por su parte, la vicesecretaria general del PPCV, Elena Bastidas, exigió ayer a Puig y a Oltra que aparten de sus listas municipales a los candidatos de ambas formaciones investigados en el caso Alquería. «No pueden mirar hacia otro lado», dijo.