José Gosálbez (VOX): «El resto de partidos tienen hipotecas políticas y están viciados, eso juega a mi favor»

José Gosálbez apoyado en la fuente de la Plaza San Vicente Ferrer. /D. Torres
José Gosálbez apoyado en la fuente de la Plaza San Vicente Ferrer. / D. Torres

El nuevo rostro de la política municipal tiene opciones para entrar en el hemiciclo con un proyecto apoyado por profesionales sin experiencia en el ámbito público y basado en cambiar la gestión actual

MAR GUADALAJARA

José Gosálbez es el abogado valenciano que concurre por primera vez a las elecciones municipales por VOX. A pesar de saberse el rostro más desconocido de entre los candidatos a la alcaldía, cree que su cercanía, su experiencia profesional y el desgaste del resto de formaciones políticas, le convierten en el alcalde que Valencia necesita.

-Las encuestas le dan a su formación dos concejales. ¿Qué le parece la predicción?

-La encuesta verdadera es el día 26, estas encuestas no nos hacen ni bien ni mal, ni frío ni calor. Dicen lo que dicen, pues bien, nosotros esperamos al domingo 26 y trabajaremos con tesón para sacar el mejor resultado posible.

-¿Tiene líneas rojas o estaría dispuesto a hablar con otros partidos?

-Hay formaciones con las que evidentemente no es posible hablar, por ejemplo el señor Ribó no nos ha recibido y le hemos pedido en varias ocasiones ir al Ayuntamiento porque me parece una cuestión de educación. No hemos tenido contestación.

-Su formación y su candidatura es poco conocida, se encuentra el último en los rankings de popularidad, no llegaría al aprobado con 2'9 puntos, ¿A qué cree que se debe?

-En Vox no somos políticos profesionales, venimos de la vida privada. Lo que estoy notando en la calle es que incluso gente de partidos contrarios que nos ha conocido y la gente en general, se sorprende de la cercanía. Yo siempre digo lo mismo, somos normales y cuando nos van conociendo, se van dando cuenta de cómo somos en realidad.

-Ha reiterado su voluntad de estar cerca de los ciudadanos, ¿esto será solo en campaña?

-Queremos estar cerca ahora y cerca después durante los cuatro años siguientes, tanto si estamos en el gobierno como si estamos en la oposición. Hay que estar cerca del ciudadano para conocer sus preocupaciones. Algo que queremos implementar es el tema de las preguntas a los vecinos porque al fin y al cabo son quienes se van a encontrar en la puerta de su casa o en la calle con aquello que se haga y en su día a día.

-¿O sea que está de acuerdo con la participación ciudadana?

-Absolutamente.

-¿Y cómo cree que esto ha funcionado en esta legislatura?

-A la vista del resultado de lo que ha sucedido con el tema del carril bici, fatal. Hay muchos carriles que son nefastos y no solo porque lo sean sino porque precisamente no es eso lo que se votó por los vecinos.

-¿Entonces revertiría alguno?

-Depende de lo que nos digan los técnicos que hay que revertir, hay que estudiarlo. Aunque hay algunos que son terriblemente sangrantes. Apostamos por la racionalización de la movilidad en la ciudad.

-¿Y la prohibición de aparcar en el carril bus por la noche?

-Recuperaremos sin ningún tipo de duda que se pueda aparcar en el carril bus; creemos que esto dinamizará la economía. Siempre que sea en las horas en las que no funcione el transporte público, no veo el problema en usar este aparcamiento gratuito.

«La mejor manera de ayudar no es con una subvención sino facilitando las cosas»

-Ha criticado las subvenciones del actual consistorio a entidades como Acció Cultural, ¿Qué propone?

-Lo que decimos es que subvenciones tienen que ser la justas y necesarias. No es posible que estos señores que fomentan el catalanismo en Valencia reciban por parte del señor Ribó,catalanista también, dinero que sale del bolsillo de los valencianos. Con ese dinero se prodría haber ayudado a muchas familias necesitadas en lugar de dárselo a quienes vienen a colonizarnos, si se me permite la expresión.

-¿Diría entonces que, Sandra Gómez y otros socios del gobierno lo son también?

-Por supuesto, sin ninguna duda.

-El miércoles visitó comercios del centro y el mercado ambulante de Convento Jerusalén, ¿qué propone para proteger el comercio?

-A cualquier empresario ya sea grande, pequeño o autónomo, la mejor manera de ayudarle no es darle una subvención, lo mejor es facilitar las cosas, que pague los menos impuestos posibles. Nosotros apostamos por una rebaja del IBI, una eliminación de la plusvalía, una rebaja de las tasas municipales ... todo ello fomentará el negocio.

-¿Cómo gestionaría el tema de los manteros?

-Vox cree y respeta la ley y el Estado de Derecho, así de claro. Lo que queremos es que si esos manteros son residentes ilegales, la Policía Local tiene que dar traslado de estas personas a la Policía Nacional para iniciar los expedientes que la Ley de Extranjería prevé. Ahí termina la función del Ayuntamiento. Si son legales, lo que tendrán que hacer es pagar para poder vender y cumplir la ley como todos los demás.

-¿Qué le pareció el gesto de acogida del Aquarius?

-Somos partidarios de ayudar en origen; si es que hay que ayudarles será en su país de origen para fomentar que allí puedan crecer.

-Hay barrios que están en deterioro, con rentas bajas, como en el Cabanyal o en Benimàmet, ¿cómo se podría paliar esta situación?

-Entendemos que todos los vecinos de Valencia son vecinos de primera y a todos hay que tratarlos igual. Hay que darles la misma seguridad, ya que me contaba la Policía Local que cada hora hay 200 agentes en toda la ciudad, y eso es muy poco. Hay que dar seguridad a la gente para que pueda salir y tener negocios sin competencia desleal en la misma puerta de casa, todas esas cuestiones hay que cuidarlas en toda Valencia.

«Queremos que se cumpla la ley dando las instrucciones necesarias a la policía»

-¿Qué propone sobre la ocupación ilegal de viviendas?

-La actuación de la Policía debe ser respetar el Estado de Derecho y la propiedad privada. Nosotros fomentaremos todas las medidas para que esa ocupación ilegal se elimine de manera inmediata y se desaloje los inmuebles. Esos okupas tienen que salir de ahí y entrar a esas viviendas personas que realmente lo necesiten. Si esos okupas lo necesitan, el Ayuntamiento les ayudará pero no a golpe de patada en la puerta.

-La gestión sobre el turismo es clave en la ciudad, los vecinos del centro histórico y de barrios como el Carmen, sufren debido a los apartamentos turísticos, ¿cómo lo solucionaría?

-Nosotros lo que buscamos es el respeto a la ley. El tema de los apartamentos turísticos me parece correcto,lo que hay que hacer es que se cumpla la libertad de mercado junto al respeto absoluto a los vecinos. Lo que no puede ser es que haya un descontrol, ruidos o molestias y que no pase nada, eso es lo que ocurre con este gobierno. En Vox tomaríamos las medidas necesarias para que se respete el descanso de los vecino.

-¿A través de multas o sanciones?

-Habría que buscar la fórmula exacta, aunque a veces no es necesario buscar ninguna medida adicional porque ya hay normas que existen. Pero claro, si el gobierno municipal hace lo que hace y no cumple lo que tiene que cumplir, pues bueno...

-Usted se ha proclamado abanderado de la tradición y la fiesta, ¿qué habría que mejorar de las Fallas?

-Nos hemos reunido con los falleros, que por cierto están muy calentitos, aquí está todo el mundo calentito con eso señor Ribó y compañía la verdad... Lo que nos transmiten es que al fallero hay que darle un marco de actuación con unas normas básicas para cumplir, y dentro de ese marco dejarle hacer al fallero. Con estos señores ha sido un desastre absoluto sobre todo en cuestiones como con el botellón, porque no se ha dado las instrucciones necesarias a la Policía.

-Sobre las licencias de obras, usted propuso trabajar para desatascarlas, es una de las promesas más reiteradas del PP, en su caso, ¿qué haría para acabar con el colapso?

-Nuestro grupo de trabajo asegura que existe un procedimiento habilitado legalmente pero si el Ayuntamiento no lo quiere implementar al final pasa lo que pasa. En Vox tenemos un sistema pensado para que no haya un plazo tan amplio.

-En repetidas ocasiones en su formación se ha criticado el 'despilfarro' de la administración actual ¿A qué se debe esa acusación?

-La idea principal si llegamos al gobierno es hacer una triple auditoría. Una financiera económica, de estructura del propio Consistorio y de los procedimientos que se rigen en el Ayuntamiento y ver que se puede agilizar. Dentro de la primera auditoría se vería donde se puede recortar. La administración tiene que tener la dimensión justa para llevar a cabo los servicios públicos, todo lo demás sobra.

-¿Qué sobra según usted?

-Subvenciones como la que hemos hablado de los catalanistas, todo el tema de los chiringuitos que existen montados. Recuerde el tema de Andalucía, donde había 2.500 organizaciones, asociaciones, ONG, etc. Se dedicaban a la violencia de género, con un presupuesto de 40 millones de euros, de los que llegaba a las víctimas, a quiénes habían padecido esa lacra, menos de un millón de euros, el resto se quedaba en la estructura, en salarios...

-¿Y cree que esto podría estar ocurriendo aquí en Valencia?

-Podría estar ocurriendo, a lo mejor no con esas dimensiones pero podría ser.

-¿Por qué cree que será buen alcalde para Valencia?

-Somos cercanos y no tenemos una carga política como el resto, no estamos viciados, no tenemos hipotecas políticas y eso juega a mi favor. Venimos del sector privado, yo me he dedicado a la gestión de mi propio despacho y creo que esa experiencia sería beneficiosa aplicada al sector público.