Los alcaldes valencianos que llevan más años en el cargo

Jaume Pascual, alcalde de l'Alqueria d'Asnar. José Luis Seguí, alcalde de Almudaina. / LP
Jaume Pascual, alcalde de l'Alqueria d'Asnar. José Luis Seguí, alcalde de Almudaina. / LP

Son los únicos en la Comunitat que se mantienen en el puesto desde que se celebraron los primeros comicios democráticos municipales Jaume Pascual y José Luis Seguí llegaron al ayuntamiento en las elecciones de 1979

J. SANCHIS VALENCIA.

Almudaina y l'Alqueria d'Asnar tienen mucho en común. Ambos son pequeños pueblos de la provincia de Alicante y pertenecen a la comarca de El Comtat. Entre los dos apenas alcanzan los 600 habitantes. Y, además, mantienen el mismo alcalde desde 1979. Eso sí, cada uno de un partido distinto. José Luis Seguí, primer edil de Almudaina, se ha presentado por el PP, mientras que Jaume Pascual lo ha hecho por el PSPV.

José Luis Seguí, además, accedió a la alcaldía en 1972, en pleno régimen franquista, designado por el gobernador civil de la provincia. Si sale reelegido, como parece, cumplirá en 2022 medio siglo al frente de este ayuntamiento alicantino y es ya el segundo alcalde más longevo de España.

Con 77 años se presenta por decimoprimera ocasión a las elecciones pero con la «misma ilusión» con la que concurrió por primera vez a los comicios que constituyeron los ayuntamientos democráticos en 1979. Entonces lo hizo en la lista de UCD. Cuatro años después repitió con AP y ha seguido bajo estas siglas (ahora PP) hasta la fecha.

José Luis Seguí lleva en la alcaldía desde 1972 y es el segundo más longevo de España

Seguí ha sido testigo de innumerables vivencias en este casi medio siglo. Ha visto como los habitantes de su pueblo han ido cayendo hasta los 104 censados en este momento. «Es lógico. Cuando la gente estudia, se va a donde encuentra trabajo», afirma, aunque echa de menos un mayor apoyo a las poblaciones rurales que sufren el fenómeno de la despoblación.

Siempre ha gobernado con mayoría absoluta en un municipio en el que los concejales se eligen con listas abiertas. Seguí indica que continúa «porque se encuentra con fuerzas y todavía no hay nadie que quiera sustituirme». De hecho, lidera la única candidatura con vecinos del pueblo. Las otras están formadas por no residentes en la localidad.

En estas cinco décadas el pueblo está muy cambiado y señala que tiene muchos motivos para sentirse orgulloso. Hay polideportivo, piscina municipal y numerosos servicios. Pero considera que su mayor logro es haber conseguido la rehabilitación, con la ayuda de la Diputación de Alicante, de la torre musulmana que ahora es un lugar muy visitado por los turistas por las espléndidas vistas.

José Luis Seguí asegura que ser alcalde de una localidad tan pequeña no es lo mismo que en una gran ciudad. «Cuando hay un problema la del alcalde es la primera puerta a la que llama un vecino», apunta. Además, tampoco se cobra. Al contrario, a veces tiene que hacer frente a algún gasto de su propio bolsillo. Seguí ha compatibilizado durante estos años el ayuntamiento con su trabajo de vendedor de frutas

Jaume Pascual llegó a la alcaldía de l'Alqueria d'Asnar el 19 de abril de 1979. Tenía 23 años y entonces fue el alcalde más joven de España. Cuatro décadas después sigue «con más ilusión» si cabe, aunque estas sean probablemente las últimas elecciones a las que se presenta. Es la hora del relevo, «de empezar una nueva etapa en la vida», asegura.

Pascual, que se define sin eufemismos como «rojo, socialista y de izquierdas», ha tenido experiencia en política más allá de la estrictamente municipal. Ha sido diputado provincial en Alicante entre 1995 y 2015 y ha ocupado la secretaría comarcal del PSPV.

Comenzó gobernando con el PCE pero después ha ido revalidando la alcaldía con mayoría absoluta tras mayoría absoluta. La primera legislatura «fue durísima» en sus propias palabras. «Era un niño y esos años sufrimos dos gotas frías, una helada que dejó al pueblo casi una semana sin luz y la principal industria del pueblo estaba a punto de cerrar. A partir de ahí todo fue más fácil», recuerda.

Su motivo de mayor orgullo ha sido precisamente mantener el patrimonio industrial del municipio. La empresa consiguió superar las dificultades y ahora se ha consolidado y mantiene en el municipio.

Pero después de tantos años cree que todavía no lo ha hecho todo y se ha marcado como objetivo que en 2022 se acaben los barracones en su municipio con la construcción de un colegio de nueva planta de Educación Primaria. «Es un proyecto ambicioso que marcará la historia de l'Alqueria d'Asnar», sostiene Jaume Pascual.