Dos años para Signes y otros dos para Mascarell

El tablero político en Real de Gandia no se conoció hasta poco antes de comenzar el pleno. Un pacto entre Compromís, que sacó un concejal, y el PSPV, que obtuvo cinco, ha impedido que revalide la alcaldía la popular Vanesa Martínez, que fue la fuerza más votada, con cinco ediles también.

En los dos primeros años de legislatura estará al frente la nacionalista Marta Signes, que ayer fue investida alcaldesa, mientras que los dos años restantes será el socialista Gustavo Mascarell quien llevará la vara de mando.

Marta Signes admitió ayer que el acuerdo se fraguó a última hora pero que finalmente salió adelante porque el programa entre ambos partidos era muy similar. Los objetivos principales que se han marcado son: cumplir el programa y trabajar «para el pueblo del Real de Gandia priorizando siempre a las personas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos