El General de Elche trata a cinco pacientes con carcinomatosis peritoneal

El doctor Javier Lacueva explica que la unidad ahora atiende también a pacientes del Departamento de Elda, por lo que la cobertura sanitaria ha pasado de 150.000 personas a casi 400.000

EPelche

El Hospital General Universitario de Elche (Alicante) ya ha tratado a cinco pacientes mediante la técnica altamente especializada para el tratamiento de la carcinomatosis peritoneal que puso en marcha el pasado mes de marzo y que solo se desarrolla en otros tres hospitales públicos de la Comunitat Valenciana, siendo el de Elche el único de la provincia de Alicante.

Según ha informado la Generalitat en un comunicado, los pacientes, tres del Departamento de Salud Hospital General de Elche y dos del Departamento de Salud de Elda, han sido intervenidos mediante cirugía radical de citorreducción peritoneal y quimioterapia intraperitoneal hipertérmica (HIPEC).

El doctor Javier Lacueva, del Servicio de Cirugía General y Coordinador de la Unidad Multidisciplinar de Carcinomatosis Peritoneal del General de Elche, ha explicado que la unidad comenzó a funcionar con pacientes de este departamento sanitario, pero ahora atiende también a pacientes del Departamento de Elda, por lo que la cobertura sanitaria ha pasado de 150.000 personas a casi 400.000.

Para ello, "se ha creado una colaboración quirúrgica con Elda y el doctor Barreras se ha estado desplazando al Hospital de Elche, donde se ubican la Unidad y el equipo, para colaborar en la intervención de los pacientes de su departamento". Según la estimación que los especialistas ilicitanos hicieron con la puesta en marcha de la unidad, se esperaba tratar entre cinco y ocho pacientes este año y probablemente triplicar esta cifra en 2015.

Unidad multidisciplinar de carcinomatosis

Para llevar a cabo este complejo tratamiento, el Hospital ha creado la Unidad Multidisciplinar de Carcinomatosis (UMCA), compuesta por especialistas de diferentes servicios como son Anatomía Patológica, Anestesiología y Reanimación, Cirugía General y Digestiva, Farmacia, Ginecología, Oncología Médica, Radiología y Urología. Además, en ella se integra también la Supervisión de Enfermería de Quirófano y de Reanimación, lo que proporciona un tratamiento personalizado de cada caso.

La técnica consiste en combinar una resección quirúrgica completa de los implantes peritoneales, asociando quimioterapia intraperitoneal hipertérmica intraoperatoria. Este procedimiento agresivo precisa un manejo anestésico complejo durante la intervención y en el postoperatorio inmediato.

El peritoneo es la membrana de revestimiento interna que rodea a todos los órganos y vísceras del abdomen, por lo que la carcinomatosis peritoneal supone la diseminación o extensión de un cáncer originado en algún órgano o víscera del abdomen por toda la cavidad peritoneal.

Así, la carcinomatosis peritoneal es una forma de diseminación intraabdominal de los tumores malignos gastrointestinales y ginecológicos, y de los sarcomas abdominopélvicos, con o sin evidencia de enfermedad metastásica sistémica. Inicialmente puede ser asintomática o presentarse en forma de leves molestias abdominales.

Los tumores que más frecuentemente producen carcinomatoris peritoneal y que son susceptibles de este tratamiento son: cáncer de ovario, cáncer colorrectal y apendicular, pseudomixoma peritoneal, mesotelioma peritoneal y cáncer gástrico. La realización de cirugía citorreductora y administración de quimioterapia intraperitoneal hipertérmica constituye una alternativa curativa en pacientes muy seleccionados.

Ventajas de la técnica

Tradicionalmente el tratamiento de la carcinomatosis peritoneal ha sido paliativo, basado en la quimioterapia sistémica, asociada o no a la cirugía. Sin embargo, la quimioterapia por vía intravenosa convencional tiene un acceso limitado a la cavidad peritoneal, lo que reduce su eficacia. La administración de quimioterapia por vía intraperitoneal con hipertermia permite que el fármaco alcance concentraciones muy superiores en el peritoneo y en los implantes y sea más citotóxica.

El doctor Lacueva ha indicado que la técnica "consiste en una cirugía radical con el objetivo de eliminar toda la carga tumoral visible". Esta cirugía "se combinaría con una quimioterapia locorregional hipertérmica dirigida, llevada a cabo en la misma intervención, específica según cada patología y se administraría de forma directa en el peritoneo para maximizar su eficacia y agresividad directa contra las células neoplásicas", por lo que "una vez intervenido, el paciente debe seguir un tratamiento de quimioterapia sistémica postoperatoria".

El director gerente del Departamento Elche-Hospital General, el doctor Antonio Muñoz, ha señalado que se trata de "una importante mejora en la atención de los pacientes con esta patología, una mejora que ha sido posible gracias a los excelentes profesionales con los que cuenta el Hospital General Universitario de Elche y que han hecho posible que el de Elche sea el cuarto hospital público en poner en marcha la técnica además del Hospital Clínico Universitario de Valencia, en Hospital General Universitario de Castellón y en el Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia, quedando patente el interés de la Conselleria de acercar la sanidad al ciudadano".