El PSOE trata de transmitir calma a pesar de su fuerte división interna

El PSOE trata de transmitir calma a pesar de su fuerte división interna

Rodes afirma que mientras concluye la investigación sobre las supuestas afiliaciones irregulares «debemos seguir trabajando»

DAVID SEVILLA

El secretario general de los socialistas, Antonio Rodes, aseguró ayer que «el partido está trabajando duro pese al ruido desatado las últimas semanas», en referencia a la división interna que ha suscitado las supuestas afiliaciones irregulares del pasado mes de enero.

La elecciones europeas están a la vuelta de la esquina y eso es algo que sabe muy bien dirigente del PSOE, quien explicó que «estamos cerrando actos y trabajamos por desarrollar una campaña que recoja el apoyo de nuestros militantes y recupere la confianza que los ciudadanos nos han demostrado».

Unos actos públicos que iniciará el comité electoral el próximo 3 de mayo con la participación de más de 100 agentes electorales que se distribuirán por los distintos barrios y plazas para conseguir el voto de los ciudadanos en los comicios europeos del próximo 25 de mayo.

Conscientes del bastión de votos socialistas que ha supuesto la ciudad históricamente, el PSOE anunció a través de un comunicado que durante la campaña electoral contarán con la presencia de la candidata al Parlamento Europeo, Elena Valenciano, y del secretario de Relaciones Políticas del partido y secretario general de los socialistas vascos, Patxi López. Las fechas de ambas visitas están aún por determinar, según el comité electoral.

Desde que la investigación de las supuestas afiliaciones irregulares se elevó al Comité Nacional del PSPV en Valencia, los socialistas ilicitanos se encuentran a expensas de unos resultados que, según apuntó Rodes, «esperemos que se pronuncien cuanto antes», ya que el asunto genera «un ruido mediático que no nos beneficia actualmente», apuntó el dirigente socialista. Además, recordó que las 156 afiliaciones que están siendo investigadas «fueron automáticamente anuladas por la ejecutiva local» para que no tengan ningún efecto en las primarias de las que saldrá el candidato a la Alcaldía, una elección que, previsiblemente, tendrá lugar entre los meses de septiembre y octubre.

Por lo que a la apertura del expediente informativo sobre las afiliaciones irregulares se refiere, Rodes aseguró que «se trata de una decisión interna de la ejecutiva local y no una imposición de Valencia, como se ha venido diciendo».

Europeas en clave municipal

Por otro lado, en su afán por intentar que la cuestión interna no afecte a los futuros resultados electorales, el coordinador del comité electoral, José Pérez, destacó que la agrupación «va a estar presente en todo el término municipal de la ciudad a lo largo de la campaña, con acciones directas para entablar contacto con los ciudadanos».

Conscientes de que los resultados del próximo 25 de mayo servirán de termómetro para las comicios municipales del próximo año, Pérez explicó que «estamos movilizados para realizar una gran campaña electoral y conseguir un buen resultado para la candidatura socialista». Unas elecciones en las que «es mucho lo que nos jugamos», apuntó el coordinador.

Pese a los intentos de normalidad, la actual ejecutiva local está a expensas de los resultados de la investigación abierta por las sospechas de manipulación del censo electoral. Una situación sobre la que, en caso de confirmarse, la dirección regional deberá adoptar las medidas pertinentes y depurar responsabilidades.

Se trata de una investigación que llevará a cabo un órgano superior porque, según anunció Rodes en su momento, «no se puede ser juez y parte en una misma causa». Con esta maniobra intentan desbloquear la situación interna del partido con el fin de que no haga mella en las aspiraciones electorales a corto y medio plazo. De momento, la agrupación socialista local se encuentra a expensas de que se desplace a Elche un miembro del comité nacional y otro del federal para tratar de esclarecer lo ocurrido.