WiTraC: La empresa que empezó por el Everest

El director general de WiTraC, Javier Ferrer, en las instalaciones de la compañía, ubicada en Valencia./D. Torres
El director general de WiTraC, Javier Ferrer, en las instalaciones de la compañía, ubicada en Valencia. / D. Torres

La compañía, fundada en 2013, ha sido galardonada con el premio Pyme Innovadora de AVIA tras llevar seis años trabajando para Ford Almussafes | Se dedica a controlar la trazabilidad de procesos industriales para prevenir incidentes y ahorrar costes

ELISABETH RODRÍGUEZ

«Soy ingeniero industrial y hubo un momento en que me di cuenta de que la industria adolecía de falta de trazabilidad. Vimos que teníamos la capacidad de entrar en esta liga, de resolver estos problemas y de que además podíamos hacerlo en el sector de la automoción. Así que, tomamos la decisión de empezar por el Everest y fuimos directos a Ford», así fue el comienzo de WiTraC, la compañía valenciana dirigida por Javier Ferrer.

Quisieron introducirse en la industria 4.0 y lo hicieron por todo lo alto. Desde entonces, no han parado de crecer y, de hecho, acaban de recibir el premio Pyme Innovadora del clúster de automoción de la Comunitat (AVIA). «Nos dejaron probar nuestra tecnología en sus instalaciones en 2013. Gracias a esa oportunidad empezamos a desarrollarla más a fondo», cuenta Ferrer, quien asegura que las empresas de este sector deben contar con 'partners' tecnológicos para ayudarles a ser más eficientes y «subirse a este tsunami de la industria 4.0». No obstante, lamenta que WiTraC tiene más clientes extranjeros que nacionales. «Queremos mandar ese mensaje de que la tecnología española ya está madura para ser utilizada», sentencia.

La compañía fue fundada por José Pons y Javier Ferrer en 2013 y en 2016 se incorporó a Lanzadera, la aceleradora de Juan Roig en la Marina de Empresas. Para entender mejor el alcance de la tecnología desarrollada por la compañía, basta con recurrir a casos concretos que ha experimentado con algunos de sus clientes. «Un cliente se ahorró 20 millones en seis meses bajando el 'stock'. Otra empresa ahorró más de un millón de euros el primer mes evitando mermas, fugas y robos», cuenta Ferrer, quien está convencido por experiencia propia de que «la tecnología es atractiva y se paga sola».

La firma, que estuvo en Lanzadera, ultima aperturas en País Vasco, Madrid y Barcelona

Además del galardón que recibieron la semana pasada por parte del clúster de automoción, WiTraC ya goza de varios reconocimientos. El más destacado es el de 'Mejor Startup en Smart Manufacturing' por Impact Growth, un reconocimiento que se ganó compitiendo con empresas de las regiones y zonas más potentes del mundo en esta categoría, como Tel Aviv, China, Silicon Valley y Londres.

Además de Ford, entre sus clientes destacan otras grandes compañías como Mercadona y Porcelanosa. Pero, ¿cómo una 'startup' consigue introducirse en una gran empresa? «No es fácil, pero hay dos maneras: escuchando mucho y entendiendo sus problemas en su idioma y, segundo, adaptándose a sus necesidades de verdad», responde el empresario. «Si eres bueno, rápido y adaptativo para un cliente, el cliente te escucha. Una vez te escucha, confía en tu metodología», añade.

Renovación de conceptos

Frente a la idea instalada de que las compañías grandes funcionan mejor, Ferrer sostiene que el concepto de 'pyme' es una nomenclatura antigua y desfasada. «Nosotros tenemos menos de 50 empleados pero estamos haciendo cosas que ayudan a empresas de más de 1.000 empleados. Creemos que una pequeña compañía puede hacer grandes cosas si es ágil y se adapta», sentencia.

WiTraC cuenta con más de 50 clientes y, según indica Ferrer, van a seguir creciendo. «Tenemos magníficos 'partners' de empresas de integración como Orange, Vodafone, Atos...», explica. Aunque prefiere no dar datos de facturación, Ferrer señala que ya están vendiendo varias unidades de millones de euros al año. «El año pasamos vendimos por un volumen superior al millón y medio de euros. Este año esperamos superar los cinco millones pero es una estimación», vaticina.

Para el próximo ejercicio, la compañía prevé duplicar la plantilla y estar por encima de los 100 empleados. Además, está dando cobertura en más de 15 países y ultima la apertura de varias delegaciones. «Vamos a abrir delegaciones en País Vasco, Madrid y Barcelona. La idea es hacerlo lo más pronto posible, en menos de seis meses. Primero será en el País Vasco, ya que es un referente industrial», apostilla el ingeniero.

«Aquí tenemos la suerte de tener Mercadona, Ford, Consum y Porcelanosa, entre otras, como motores económicos, pero hay que reconocer que el País Vasco es referente nacional de industria. Además, debemos tener presencia en 'hubs' internacionales como Madrid y Barcelona», afirma el emprendedor valenciano.

Más