Expertos alertan de un encarecimiento del suelo por su escasez y las trabas municipales

Trabajadores de la construcción, en una obra. /Afp/Evaristo Sa
Trabajadores de la construcción, en una obra. / Afp/Evaristo Sa

Empresas y entidades financieras instan al Ayuntamiento de Valencia a habilitar más terrenos urbanos para evitar burbujas

ELISABETH RODRÍGUEZ VALENCIA.

La escasez de suelo en Valencia y las restricciones del Ayuntamiento para habilitar nuevos terrenos urbanos dibujan un escenario poco alentador para aquellos interesados en adquirir una nueva vivienda en la ciudad. Son varios los expertos que alertan de que esta falta de oferta provocará en los próximos años una subida de precios en el suelo y, por tanto, en los inmuebles de la capital.

«La esperanza está en que la administración genere nuevo suelo, porque se está agotando y habrá unas tensiones en los precios que harán que la población se desplace a un tercer anillo», afirmó esta semana el presidente de la promotora Urvitra, Pedro Villa, durante la jornada 'Sector inmobiliario de la Comunitat Valenciana, situación y perspectivas', organizada por el Banco Santander y Olivares Consultores.

En la misma línea se pronunció el director de negocio hipotecario del Banco Santander, Luis Martínez, al asegurar que «habrá una subida de precios concentrada en Valencia y Alicante» en caso de que los ayuntamientos continúen con una política restrictiva en cuanto a la urbanización de terrenos para la construcción de viviendas. Por su parte, Víctor Jiménez, director de Industrial de Olivares Consultores, también lamentó la actual escasez de suelo: «es bastante dudoso que se acompasen los tiempos del mercado con los de la administración».

Promotores apuntan a que la población se desplazará a las afueras de la ciudad

Sin embargo, hay discrepancias sobre las consecuencias de este encarecimiento. Por un lado, Villa aseguró que dificultará la venta de las nuevas promociones en la capital del Turia y que, por tanto, habrá un desplazamiento de la población hacia zonas más económicas. A este panorama, el empresario añadió las complicaciones existentes en el mercado de primer acceso, es decir, aquellos que adquieren su primera vivienda. Según dijo, «el límite del 80% de financiación en las hipotecas hace inviable» que los más jóvenes puedan entrar en el mercado inmobiliario. «Esta euforia que estamos viviendo ahora tiene las patas muy cortas y se va a agotar si no damos salida al mercado de primer acceso», indicó.

Por contra, Martínez afirmó que todavía hay un equilibrio en el mercado y que, pese a que los «precios se han disparado», no hay problemas para la comercialización. «El mercado está absorbiendo todo», dijo el experto financiero, quien añadió que Valencia absorberá «gran parte de la población de la Comunitat». Además, incidió en la importancia de controlar la obra nueva ya que, según dijo, «habría que replantearse si realmente la región necesita más viviendas».

Fotos

Vídeos