Los apartamentos legales en Benidorm registran su peor ocupación desde 2015

Torres de apartamentos en la ciudad de Benidorm, que se debilita como forma de alojamiento. / Alex Dominguez
Torres de apartamentos en la ciudad de Benidorm, que se debilita como forma de alojamiento. / Alex Dominguez

La patronal hotelera Hosbec achaca la caída de demanda en estos establecimientos a la proliferación de la oferta no regulada

E. RODRÍGUEZ VALENCIA.

Los apartamentos vacacionales de Benidorm y la Costa Blanca no pasan por su mejor verano. Este tipo de establecimientos han registrado su peor mes de julio desde 2015, año en el que los efectos de la crisis aún pesaban sobre el mercado turístico. En concreto, la ocupación media ha sido del 83,2%, lo que supone una bajada de 3,7 puntos sobre 2017 y de 4,5 respecto a 2016. Mientras que hace tres años, la ocupación se situó en el 86,9%, según los datos publicados ayer por la patronal hotelera Hosbec, que achaca esta caída a la proliferación de viviendas turísticas comercializadas a través de plataformas como Airbnb.

«El histórico de la ocupación de apartamentos turísticos durante julio de los últimos años muestra el declive que está viviendo este sector del alojamiento turístico duramente castigado por la competencia de las viviendas comercializadas a través de las plataformas de internet», indica la patronal Hosbec en su informe, donde insiste en que la recesión se confirma para los «apartamentos turísticos reglados con un nuevo batacazo» motivado por la competencia del «alojamiento ilegal».

Precisamente, la patronal acusó el pasado lunes a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de favorecer la economía sumergida con su defensa de este tipo de alojamiento. Un alojamiento que, según Hosbec, requiere unos límites y una regulación al igual que los establecimientos hoteleros. «La CNMC se olvida que las viviendas en cualquier municipio se construyen para ser residencia permanente o temporal de las personas, y no para ser hoteles encubiertos», denunciaba hace dos días la asociación.

Las pernoctaciones en campings bajan 5,4 puntos por el descenso de los visitantes británicos

Por lo que respecta a las cifras de ocupación hotelera en general, Hosbec prevé que la ciudad de Benidorm y la Costa Blanca alcancen el 95% durante el puente de agosto -comprendido entre el 14 y el 19-. No obstante, la asociación precisa que, aunque algunos hoteles se han podido llenar estos días, «aún hay habitaciones disponibles en más de un centenar de establecimientos» de la provincia. Eso sí, advierte de que son las últimas plazas y, por tanto, «las más caras en su precio de comercialización».

Por otro lado, la patronal también señala que los campings de Benidorm tampoco han registrado resultados positivos durante el mes de julio, en el que la ocupación disminuyó 5,4 puntos, al quedarse en el 81,9% frente al 87,3% del año pasado.

Las causas se sitúan, según explican, en la caída de la demanda extranjera, «principalmente británica», pues el repunte de españoles, «aupado por los festivales de música», no ha sido «suficiente» para tapar el hueco dejado por el turista internacional.

Fotos

Vídeos