Alemanes y holandeses, a la cabeza