Uber se adapta a la restricción de VTC para seguir en Valencia

Uber se adapta a la restricción de VTC para seguir en Valencia

I. HERRERO

valencia. Uber tampoco se marchará de forma inmediata de la Comunitat a raíz la entrada en vigor ayer de las restricciones previstas en el decreto ley que regula el arrendamiento de vehículos con conductor (VTC), al menos de momento. Desde ayer, tienen prohibido usar la geolocalización y estacionar en la vía pública o en lugares de concentración de clientela como estaciones, centros comerciales o estadios.

Cabe recordar que la más controvertida, la exigencia de una antelación mínima de quince minutos para contratar el servicio y que motivó la advertencia de Uber y Cabify de que dejarían Valencia, no será efectiva hasta dentro de dos meses.

Un portavoz de Uber, como ya hicieran la víspera desde Cabify, señaló que «adaptan» su oferta «para cumplir con los nuevos requerimientos que hoy entran en vigor en Valencia», con disposición a negociar «una regulación justa para todos».

Desde la plataforma confirman que continúan «trabajando para ofrecer el mejor servicio posible a pasajeros y conductores» y siguen también «a disposición de la Generalitat para trabajar en una regulación justa para todos, que tenga en cuenta a los miles de conductores y pasajeros de la VTC en la Comunitat».

De la continuidad de Uber depende también el mantenimiento de empresas como Moove Cars, la que más autorizaciones VTC posee de toda España, con un centenar activas en Valencia. Su consejero delegado, Rafael García-Tapia, culpó directamente a la consellera María José Salvador, de forzar 160 despidos en Valencia si prosperaba la exigencia de precontratación, que ya motivó 705 despidos en Barcelona.

Esas restricciones se prevé que sean validadas por la Diputación Permanente de Les Corts en la reunión convocada para el 10 de abril.