El turismo 'low cost' y la falta de formación elevan un 37% el cierre de empresas del sector

Playa de Benidorm y turistas británicos. / juan j. monzó
Playa de Benidorm y turistas británicos. / juan j. monzó

Un centenar de compañías de esta actividad se disolvieron en la Comunitat en 2018 mientras que la creación de nuevas se estancó

ELÍSABETH RODRÍGUEZ VALENCIA.

La baja rentabilidad en el sector turístico, agravada por la proliferación del turismo 'low cost' y sumada a la falta de formación de muchos empresarios, ha disparado un 37% la quiebra de empresas en la Comunitat el pasado año 2018, según los datos de Gedesco. En concreto, se destruyeron 111 compañías a cierre del pasado ejercicio, mientras que en 2017 se disolvieron 81. Por contra, la creación de nuevas firmas se estanca, al crecer sólo un 0,8%, hasta las 1.141 mercantiles.

«Esta destrucción elevada se debe, por un lado, a que muchas personas sin la formación adecuada se lanzan a abrir un bar con la idea de que es un negocio fácil de llevar. Además, tienen la idea errónea de que como el turismo va bien, la rentabilidad es elevada, cuando no es así», explica a este periódico el presidente de la Confederación de Empresarios Turísticos de la Comunitat, Luis Martí, quien añade que esa rentabilidad «está marcada» por el tipo de turismo que abunda en la Comunitat, donde predomina el denominado 'low cost' -de bajo precio-.

En este sentido, Martí cuenta que muchos de los emprendedores que se lanzaron a montar un negocio son personas que se prejubilaron durante la crisis y que vieron en el sector una oportunidad. «Muchos provienen de sectores que no tienen nada que ver y acceden a montarse un negocio en la hostelería porque la inversión inicial no es desmesurada. Sin embargo, esto es mucho más complejo y si la persona no tiene la formación profesional adecuada, pues no sale bien y acaba cerrando», indica.

Muchos empresarios confunden los datos positivos de visitantes con una buena rentabilidad La afiliación a la Seguridad Social crece un 4,2% en la región pese a la destrucción de mercantiles

Además, el dirigente hace especial hincapié en que existe «un desajuste» entre las expectativas y la realidad. «La gente tiene expectativas de que el turismo es muy rentable porque los datos del sector son buenos y se confunden. Las rentabilidades están muy ajustadas, a pesar de lo que se cree», señala Martí, que añade además los vaivenes de la estacionalidad tanto durante el año como, incluso, durante la semana. «No solo hay picos y baches según la época, también en una misma semana. Llevar un negocio de hostelería es mucho más difícil de lo que creen muchos. Hay quien piensa que con tener un local en el centro es suficiente y luego comprueba que ni teniéndolo lleno puede cubrir el coste del alquiler u otros gastos», asevera.

Más empleo que nunca

Mientras que la destrucción de empresas crece en España y en la Comunitat, otros indicadores del sector muestran signos positivos. En 2018, se generaron más de 92.000 nuevos puestos de trabajo vinculados al turismo, la cifra más alta de la historia, lo que supone que avanzó a un ritmo del 4% hasta llegar a sumar 2,38 millones de afiliados, según los datos publicados ayer por Turespaña, organismo adscrito al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

La afiliación en la Comunitat se elevó un 4,2% y se situó en la cuarta comunidad donde más creció en términos porcentuales. En concreto, se dieron de alta 7.195 personas, con lo que la cifra total de afiliados ascendió a 176.779 empleos. Por delante de la región, los mayores aumentos se registraron en Andalucía (+5,3%), Murcia (+4,3%) y Navarra (+4,3%). Tras la Comunitat, siguieron la Comunidad de Madrid (+4,1%) y Castilla-La Mancha (+4,1%).

En cifras absolutas, los mayores incrementos se dieron en las de mayor peso turístico: Andalucía, Comunidad de Madrid, la Comunitat, Cataluña, Canarias y Baleares, que suponen conjuntamente el 78% del incremento interanual absoluto. Andalucía fue además donde más crecieron los asalariados (+6,5%) y en Canarias donde más lo hicieron los autónomos (+1,3%).

Al mismo tiempo, el Gobierno pone en marcha un plan de turismo sostenible hasta 2030. El próximo mes de febrero se aprobará un informe del Ministerio de Industria para estabecer una serie de pautas.

 

Fotos

Vídeos