Dos de cada tres autónomos en la Comunitat pagarán 420 euros más al subir la cuota

Trabajador de un taller mecánico revisando el estado de un vehículo. / j. signes
Trabajador de un taller mecánico revisando el estado de un vehículo. / j. signes

La asociación de autónomos ATA alerta de que la medida del Gobierno y Podemos llevará a los trabajadores con menos ganancias a la economía sumergida

ELÍSABETH RODRÍGUEZ

valencia. Un total de 173.484 autónomos en la Comunitat deberán pagar 420 euros más al año a partir del 1 de enero de 2019 al entrar en vigor la subida del salario mínimo pactada por el Gobierno y Podemos, que trae consigo el incremento de la base mínima de cotización. Dos tercios de los trabajadores por cuenta propia se verán afectados por el aumento de 35 euros mensuales en la cuota a la Seguridad Social, un factor que pesará sobre todo para aquellos que no ganan más de 900 euros.

Así mismo lo aseguró ayer Rafael Pardo, presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) en la Comunitat, a LAS PROVINCIAS. «Este incremento de la cuota afectará sobre todo a aquellos con unos ingresos bajos, ya que tendrán que pagar más a la Seguridad Social pero sin que su ingresos aumenten en la misma medida», explicó Pardo antes de la jornada sobre la eliminación de trabas y trámites de la Administraciones Públicas, organizada en Valencia.

En concreto, la subida del SMI supone que los autónomos que cotizan por la base mínima, en lugar de pagar por 932,79 euros al mes, pasarán a cotizar 1.050 euros mensuales, por lo que la cuota pasará de los 277,9 euros mensuales actuales a 312,9 euros. Es decir, 420 euros más al año. Cabe señalar que en la Comunitat hay 196.833 autónomos con la figura de persona física, según los últimos datos con fecha 30 de junio. De todos ellos, el 80% son los que cotizan por la base mínima. Por otro lado, la subida del salario mínimo también pasará factura a los autónomos con asalariados, que en la Comunitat se sitúa en 44.072, según concretó ayer Pardo.

El Ejecutivo deja en el cajón la promesa de hacer pagar únicamente cuando se tenga ingresos

En este sentido, también se pronunció el presidente de la organización a nivel nacional, Lorenzo Amor, quien advirtió, antes de la jornada, que dichos cambios pueden suponer una destrucción de empleo y llevar a muchos autónomos a abandonar el sistema para pasarse a la economía sumergida.

Al respecto, recalcó que desde ATA se defiende una subida del salario mínimo, pero de «forma progresiva y no aumentarlo un 22% en un año». En ese sentido, afirmó que ya hay un acuerdo social para incrementar el salario mínimo a 850 euros en 2020, pero que el aumento del 20%. «Supondrá un gasto adicional a los autónomos de 3.000 euros en costes salariales al año por cada trabajador contratado», sentenció.

En ese sentido, criticó que el Gobierno no estipule una fecha concreta para adecuar las cotizaciones a los ingresos reales y exige que a los autónomos cuyos ingresos no lleguen a 12.600 euros en el último año no tengan que cotizar por la base mínima sino por la cuota reducida similar a la tarifa plana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos