Los transportistas cargan contra el Consell por su innación ante los colapsos del Parque Logístico de Ribarroja

Los transportistas cargan contra el Consell por su innación ante los colapsos del Parque Logístico de Ribarroja
lp

Transcot denuncia pérdidas económicas y convoca cinco días de marchas lentas tras cuatro años de negociaciones frustradas

ELÍSABETH RODRÍGUEZ

Los transportistas valencianos de mercancía portuaria se plantan. La asociación de pymes y autónomos del Transporte de la Comunitat (Transcot) convoca cinco días de marchas lentas a partir del 21 de marzo en protesta por los colapsos generados en la entrada y salida a los depósitos de contenedores instalados en el Parque Logístico de Ribarroja. Con estas movilizaciones, la patronal carga contra la Conselleria de Vivienda (que es la que ostenta la Dirección General de Obras Públicas, Transporte y Movilidad) tras más de cuatro años de negociaciones frustradas.

«El motivo de estas movilizaciones es protestar por la inacción de las administraciones competentes», afirma el presidente de Transcot, Víctor González, quien critica que la asociación lleva cuatro años «tratando de sentarse en la mesa con la conselleria» para buscar una solución a los atascos que sufren estos profesionales a diario y que les provocan «serios retrasos» en los plazos de entrega, así como pérdidas económicas. «Hemos llegado a sufrir hasta tres horas de colas, lo que supone tiempo de trabajo perdido», indica el dirigente de la asociación.

Sin embargo, González lamenta que cada administración, desde el Ayuntamiento de Ribarroja hasta la conselleria, «ha pasado la pelota a otro tejado» y la situación sigue sin resolverse. Incluso, advierte que ha empeorado. «En los últimos meses se han incorporado empresas y el parque está casi lleno, con lo cual, hay más problemas», asegura el dirigente. «Si cuatro años después no se ha avanzado, es evidente que hay que resetear la situación. La junta directiva decidió convocar una asamblea para ver si se aprobaban las movilizaciones y se aprobó por unanimidad», cuenta. En concreto, estas protestas en forma de marcha lenta dentro del parque están programadas para los días 21, 27 y 28 de marzo y 3 y 4 de abril. La franja horaria será la de mayor actividad, entre las 17 y las 19 horas.

El presidente de la asociación resalta que el problema está en el diseño de los accesos. «Hay cuatro entradas pero se nos obliga a circular por los carriles periféricos del parque y solo hay dos viales. Como es habitual que alguno de los depósitos genere cola, se obliga a que se utilice una misma vía para los otros tres. De este modo, los camiones se mezclan, se agolpan y es muy difícil la gestión», explica. «En resumen, el parque logístico de Ribarroja no reúne las condiciones necesarias para el uso de transporte portuario», soslaya González, quien cree que la solución pasaría por reestructurar las instalaciones o bien trasladar el almacén de contenedores a otra área empresarial, como podría ser la ZAL. «Para eso necesitamos que se sienten en una mesa personas con capacidad política y ganas de colaborar», afirma el dirigente, que llama también a la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) a sumarse en las negociaciones. «El Puerto también es víctima de nuestros retrasos y también le interesa que la situación mejore», concluye.