La temporada turística no compensa la caída del empleo en la Comunitat durante el verano

La temporada turística no compensa la caída del empleo en la Comunitat durante el verano

El dato del paro es el peor que se ha registrado en un mes de julio desde 2008 y se ceba en el sector servicios, que sufre el mayor aumento

LAURA PAVÍAVALENCIA.

La tendencia en plena temporada de verano es que el número de parados se reduzca y aumente el empleo, pero este año se ha producido la situación contraria y ni siquiera la temporada turística ha conseguido compensar la caída del empleo en la Comunitat.

Así lo reflejan las cifras publicadas por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en relación al número de parados registrados en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) en la Comunitat, que aumentó en 639 personas en julio. Esta cifra supone una subida del 0,18% respecto a junio y sitúa el total de desempleados en 351.969, el peor dato de paro de un mes de julio desde 2008.

Así lo denunció CC OO, cuya secretaria de Formación y Empleo de la organización en la Comunitat, Ana García, señaló que «a la precariedad laboral que se ha instalado en nuestro mercado de trabajo se le suma el preocupante incremento del paro en plena temporada turística».

Valencia tiene las cifras más elevadas de la región, hasta alcanzar los 175.591 desempleados España reduce el número de personas sin trabajo pero muestra el menor descenso desde 2008

Además, pese a estar en un mes donde la temporada turística está en pleno auge, los condicionantes estacionales no han contribuido a un buen dato en el sector servicios, donde se registró un mayor aumento del número de parados, con 796 personas más respecto al mes de junio. Le sigue el sector de la construcción, con 738 parados más, y el de la agricultura, con un aumento de 230 personas desempleadas. No obstante, el sector industrial se salva de este aumento y reduce el número de desempleados en 391 personas, junto al colectivo sin empleo anterior, que redujo su cifra en 734 personas.

Estos datos, unidos a los ofrecidos por la encuesta de población activa correspondiente al segundo trimestre del año del INE, según la cual el nivel de ocupación conjunta creció con menos intensidad que en otros territorios y decreció incluso en algunos sectores, confirman que la economía sigue ralentizándose.

Valencia es la que registró peores cifras de paro en la Comunitat, ya que aumentó en 1.721 personas hasta los 175.591 parados. Por su parte, Castellón es la que tiene un mejor dato de desempleo, con un descenso del 1,56 % en tasa mensual, y baja en todos los sectores, menos en la construcción. Aunque «de forma discreta», también baja el número de parados en Alicante, un 0,36 % en tasa mensual. A pesar de que sube el número de parados en agricultura y construcción, baja en el sector industrial, en el colectivo sin empleo anterior y, especialmente, en el sector servicios.

Más mujeres que hombres

De los 351.969 desempleados de la Comunitat, 212.721 son mujeres y 139.248 hombres. Ante estos datos, la CEV insistió en un comunicado «en la conveniencia de impulsar el diálogo social y en la necesidad de que las políticas económicas que aborden los nuevos gobiernos no lastren los niveles de competitividad de las empresas y favorezcan un crecimiento inteligente y sostenible».

Por su parte, desde UGT PV denunciaron que este aumento del paro se da en un mercado de trabajo «cada vez más precario y volátil» y exigieron la intensificación de la Inspección de Trabajo, para que «se cumpla de manera eficiente con el sistema de registro horario y acabar así con la economía sumergida, especialmente en el sector de la hostelería, uno de los motores económicos de la Comunitat». Además demandaron más recursos para el Servicio Público de Empleo.

El sindicato calificó de «inusual» para el momento estacional el incremento del desempleo en el mes de julio y señaló que en los últimos años se observa un cambio de tendencia, ahora con un mercado laboral que tiende a periodos estacionales de crecimiento de empleo más cortos y con mayor rotación en la contratación. Lo que no cambia, según UGT, es el dato de contratación temporal, que sigue siendo «alarmante», cuando el empleo que crece es el más precario y solo un 8 % del empleo que se registró este mes es indefinido, según indicaron.

No obstante, el secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu, destacó el aumento en 1.267 personas más afiliadas a la Seguridad Social en la Comunitat en el mes de julio, que representa un crecimiento del 0,07% respecto al mes de junio, y achacó el aumento de parados a la estacionalidad. «Se trata de unos datos marcados por la estacionalidad, que muestran como muchas personas se inscriben en el paro para encontrar trabajo durante el verano, al mismo tiempo que se incrementa la demanda efectiva de trabajo y por tanto la afiliación», apuntó Nomdedéu.

«Somos conscientes de los problemas de precariedad y temporalidad que predominan en muchos puestos de trabajo de tipo estacional y por eso que continuaremos impulsando medidas en la línea, por ejemplo, de la constitución del Observatorio del Trabajo Decente que anunciamos hace unas semanas», destacó.

En España, el paro cayó en el mes de julio en 4.253 personas respecto al mes anterior, el menor descenso en este periodo desde 2008. Así, el número total de desempleados se sitúa aún en 3.011.433 personas, que a pesar de ser la cifra más baja desde noviembre de 2008, no logra bajar de los tres millones de parados. En cuanto a la ocupación, el mes cerró con el menor incremento para este julio desde 2012, con 15.514 nuevos afiliados.