Suspendida la huelga de guardas de las Columbretes tras diálogo con Tragsa

Vista de las islas Columbretes./LP
Vista de las islas Columbretes. / LP

La protesta, motivada por «una precaria situación laboral», se ha detenido tras «acercamientos con la empresa»

EFE

Los guardas del Grupo Tragsa encargados de la reserva marina de las Islas Columbretes han suspendido la huelga indefinida que iniciaban este sábado, motivada por «una precaria situación laboral», tras «acercamientos con la empresa».

Según ha informado en un comunicado el sindicato CGT, la decisión se ha tomado tras los «diversos contactos» mantenidos ayer entre la dirección de Recursos Humanos de Tragsa y los representantes del comité de huelga de los trabajadores de la guardería marina de las Columbretes.

Así, se ha acordado «no iniciar la huelga indefinida programada para hoy, a la espera de la confirmación de los compromisos adquiridos por parte de la dirección durante las conversaciones mantenidas».

CGT ha señalado que Tragsatec (del grupo público Tragsa) ha trasladado al comité de huelga que el próximo 7 de agosto «podrá confirmar los términos de un posible acuerdo que resuelva las demandas planteadas» por los trabajadores de esta reserva marina.

«En el caso de confirmarse, el comité de huelga desconvocaría inmediatamente dicha huelga», han afirmado desde el sindicato. Los compromisos consistirían en el traslado de una propuesta que aumenta el reconocimiento de la jornada efectiva diaria en la isla al Ministerio, y que generan una tercera quincena de descanso anual.

También, la «puesta por escrito» del mantenimiento de las condiciones laborales de los trabajadores de la guardería marina al cuarto convenio colectivo del servicio de brigadas rurales de emergencia, servicio de vigilancia, mantenimiento y conservación en la reserva marina de las Columbretes y al servicio de mantenimiento y protección de la reserva marina de Tabarca, un punto que, según CGT, ya ha sido aceptado.

Del mismo modo, se abordaría la conversión de los contratos eventuales en indefinidos, y «se ha trasladado por parte de la Dirección su voluntad de iniciar un diálogo constructivo que cambie el estado actual de las relaciones laborales».

Tanto los trabajadores como la Condeferación (CGT) confían en que este «acto de buena voluntad» sirva para encontrar una «solución negociada a la problemática existente en la Reserva de la Islas Columbretes, y que la empresa cumpla los compromisos adquiridos».