El sueldo más habitual de los valencianos

Trabajadores fichando al término de su jornada laboral. / jesús signes
Trabajadores fichando al término de su jornada laboral. / jesús signes

Las remuneraciones más bajas están en el sector de la hostelería y las mejor pagadas en las actividades relacionadas con la energía

E. R. / L. PALACIOS

El sueldo mediano en la Comunitat se sitúa en 1.307 euros brutos al mes si se dividen en catorce pagas los 18.310 euros brutos anuales registrados en la Encuesta Anual de Estructura Salarial publicada ayer por el INE. No obstante, hay que diferenciar el sueldo mediano de la media, así como del más frecuente. El sueldo mediano divide al número de trabajadores en dos partes iguales, los que tienen un salario superior y los que tienen un salario inferior, mientras que la media es la suma de las todas las cantidades divididas por el número de trabajadores, una operación que suele dar como resultado un cifra bastante alejada de la mayoría.

De hecho, en ese sentido, el sueldo medio en la Comunitat se sitúa en 21.362 euros brutos anuales, es decir, 1.525 euros mensuales brutos en catorce pagas. Sin embargo, el INE no indica cuál es el salario más frecuente en las comunidades autónomas, sino que sólo publica el dato nacional, situado en 17.482 euros brutos al año. Es decir, 1.248 euros brutos mensuales en 14 pagas.

Ante el dato nacional, cabe esperar que la remuneración real más habitual entre los asalariados valencianos esté por debajo de esos 1.248 euros, debido a la tónica general que siguen el sueldo medio y mediano valencianos, ambos por debajo de las cifras estatales. Además, la Comunitat es la tercera autonomía donde menos crecieron los salarios en 2017 -un 0,9%-, por detrás de Murcia y Andalucía.

Por otro lado, en España, el mayor impulso lo ha registrado precisamente el salario más frecuente. En concreto, se han incrementado en casi 1.000 euros los ingresos de los ocupados españoles, casi un 6% más que un año atrás, el mayor alza desde 2014. Esto -consecuencia directa de la subida del 8% del SMI en 2017- compensa en cierta manera la pérdida de poder adquisitivo que sufrió la remuneración más frecuente en el último lustro, cuando había mejorado un euro al mes.

No obstante, UGT denuncia que, una vez descontadas las cotizaciones a la Seguridad Social y las retenciones del IRPF, ese salario más habitual se queda en los 1.060 euros al mes. Y es que, pese a este fuerte aumento, el salario más frecuente es un 26,1% inferior al salario medio, que ascendió un 2,1% hasta los 23.646 euros brutos al año. Por su parte, también se elevó el salario mediano hasta los 19.830 euros.

El informe indica que los empleados de la hostelería cobran 9.106 euros menos al año que la media general, al ganar 14.540 euros brutos. Por el contrario, este salario se triplica para los trabajadores de la banca, que ingresan casi 43.800 euros al año, cantidad que supera los 52.000 euros en las actividades en ergéticas.