Los sindicatos de hostelería descartan la huelga en agosto por poca convocatoria y coordinación

Terrazas de bares y restaurantes en el centro de Valencia. /Jesús Signes
Terrazas de bares y restaurantes en el centro de Valencia. / Jesús Signes

La intensa actividad del sector en el puente del día 15 y las vacaciones de la patronal llevan a UGT y CC OO a dejar los paros para septiembre

ELÍSABETH RODRÍGUEZ

Las vacaciones de agosto se han convertido en un escollo adicional para la negociación del convenio de hostelería. Los sindicatos han decidido descartar la huelga planteada para el puente del día 15 ante la imposibilidad de ponerse en contacto con la patronal, con la que no consiguen comunicarse desde que empezó el mes. A esto se suma otro motivo para descartar el paro en pleno agosto: la baja convocatoria. Y es que, algunos trabajadores mostraron reticencias a tener que parar en uno de los festivos más claves para el sector y con retribuciones mayores.

Por tanto, tal y como confirmaron desde UGT y CC OO a este periódico, la huelga queda prevista para el mes de septiembre, en concreto, entre los días 17 y 24, que es cuando se celebra el segundo certamen más importante de Feria Valencia, Hábitat.

Según explicaron fuentes de ambas organizaciones, las conversaciones para intentar desbloquear el convenio colectivo están totalmente paradas ahora mismo. «Hemos tratado de contactar con la patronal, pero no nos contestan, están de vacaciones», aseguran. No obstante, indican que la semana que viene tratarán de solicitar una nueva reunión.

Cabe recordar que los principales puntos de desacuerdo en la negociación del convenio pasan por los salarios, ya que la patronal ofrece una subida del 6% en cuatro años, mientras que los sindicatos reclaman un 15% en ese mismo periodo.

A esto hay que añadir la reclamación sindical de frenar la externalización de puestos de trabajo en el sector a empresas que pagan hasta un 40% menos, sobre todo en la limpieza de habitaciones en los hoteles. Ante esta reclamación, la patronal contestó que es «inaceptable» .

Además, los sindicatos califican de inasumible la propuesta empresarial de un contrato de inicio en el sector con un salario un 20% inferior a las tablas salariales pactadas, la distribución de la jornada flexible a la necesidad de la empresa, suprimir el descanso de un domingo al mes durante la temporada de verano –de Semana Santa a octubre– y desregularizar el llamamiento de fijos discontinuos sin garantía de contratación.

Precisamente, el pasado 31 de julio, los trabajadores y las organizaciones sindicales se echaron a la calle para protestar por el bloqueo del convenio tras años de negociaciones. En la concentración convocada en la calle Colón, los sindicatos denunciaron que las posturas «siguen alejadas en materia salarial y de mejoras en las condiciones de trabajo». Ahora, más una semana después de la movilización, los avances son nulos y la negociación inexistente.

Según Mateo Torres, secretario de la federación de hostelería de UGT PV, este bloqueo afecta a unas 70.000 personas en la provincia de Valencia, y añade que este convenio está en marcha desde hace más de 10 años. «Llevamos intentando negociar y actualizar las condiciones de los trabajadores de la hostelería aproximadamente dos años», manifestó Torres durante la concentración. Además, ambas organizaciones apuntaron que los salarios del sector están «congelados desde 2014», cuando subieron por última vez, por lo que los trabajadores «han perdido cuatro puntos de poder adquisitivo».

Desde Hosbec, la patronal del sector, apuntan que «la legislación ha dejado anticuado el convenio actual» y añaden que «no se ha revisado desde 2011». Por ello, aunque ven necesaria una actualización, alegan que estas reclamaciones son «inaceptables» y que el sector hostelero «no se puede permitir una huelga».