El sector indica que el recinto de Valencia no puede crecer más

E. RODRÍGUEZVALENCIA.

«El Puerto de Valencia no puede crecer más». Así de tajante se manifestó el presidente de Propeller Valencia, Pedro Coca, durante la comida celebrada ayer con miembros de su Junta Directiva y medios de comunicación. El dirigente afirmó que el recinto del Grao no tiene capacidad para seguir creciendo en infraestructura y tamaño y señaló que la terminal norte es «el último proyecto» para Valenciaport en ese sentido.

A esto, añadió la necesidad de «conectividad con el norte», en referencia a conectar el Puerto de Valencia con el de Sagunto a través de una vía ferroviaria eficiente y, también, una buena conexión por carretera -donde es fundamental el denominado acceso norte-. En ese sentido, tanto Coca como varios de los miembros presentes abogaron por promover el recinto saguntino ante la posibilidad de crecimiento que tiene frente al agotamiento del de la capital del Turia. «Sagunto tiene, además, una reserva de suelo muy importante. Con Parc Sagunt I y Parc Sagunt II, la región valenciana se puede convertir en un centro logístico potente si a ello se le suma el corredor y fuente San Luis», sostuvo Coca.

No obstante, los empresarios sí indicaron que el recinto del Grao sí seguirá creciendo en lo que se refiere al tráfico, motivo por el que incidieron en la importancia de tener cuanto antes la terminal norte, con su respectivo acceso. Por otro lado, destacaron que aunque el tráfico de automóviles se haya resentido este año por la incertidumbre generada por los impuestos a combustibles, consideran que la actividad crecerá el próximo año.