El salto al exterior, clave para superar la crisis financiera

En el año 2000, con la incorporación de Saturnino Montalbo, el hoy accionista reinversor y consejero ejecutivo de Halcón comenzó a adquirir acciones «a medida que conseguía clientes internacionales» para la azulejera. Esa apuesta internacional, de hecho, «finalmente se convertiría en la mayoría de las ventas» de la marca y en la clave para «sobrevivir a la crisis financiera». Según Montalbo, lo lograron por estar «muy bien posicionados para penetrar en nuevos mercados» con una amplia gama de azulejos, de tendencia, «a precios muy competitivos». Al salir de la crisis con «fortaleza renovada» gracias a ese enfoque hacia la exportación, la firma adquirió capacidad adicional de competidores que atravesaban serias dificultades, hasta subir al podio de las empresas productoras de cerámica más grandes de España.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos