Ryanair cancela hoy 82 vuelos en España por la huelga europea de pilotos

Aviones de Ryanair en el aeropuerto de El Prat de Barcelona. / reuters
Aviones de Ryanair en el aeropuerto de El Prat de Barcelona. / reuters

El aeropuerto de Alicante es el más afectado, con diez operaciones suspendidas, seguido por los de Palma de Mallorca y Barajas

E. MARTÍNEZ/L. PAVÍA MADRID/VALENCIA.

Este viernes Ryanair vuelve a parar. Y esta vez es la ocasión en la que más vuelos se verán afectados en un solo día. En concreto 396 en toda Europa -82 en España- debido a la convocatoria de la quinta huelga por parte de empleados de la compañía en lo que llevamos de verano. Esta vez son los pilotos de la aerolínea irlandesa en Alemania, Bélgica, Suecia e Irlanda los que han decidido protestar para pedir unas mejores condiciones laborales. Y Holanda sopesaba ayer a última hora de la tarde si sumarse.

En España se han cancelado para hoy 82 vuelos que procedían o tenían como destino nuestro país. 41 de ellos son conexiones. Así, ayer por la tarde desaparecieron de su web vuelos regulares en los aeropuertos de Tenerife Sur, Gran Canaria, Madrid, Barcelona, Gerona, Alicante, Málaga, Sevilla, Palma, Ibiza, Lanzarote, Almería, Jerez, Santander, Vitoria y Zaragoza. Son todos vuelos que conecta aeropuertos españoles con Suecia, Alemania y Bélgica. Por el momento, ninguno de los que van o llegan de Irlanda ha sido suspendido.

El más afectado es el aeropuerto de Alicante, con diez conexiones suspendidas, cinco hacia o desde Alemania. El segundo puesto en el ranking de cancelaciones se lo lleva Palma, con seis conexiones que no se efectuarán debido a la huelga en Alemania. En tercer lugar, Barajas (Madrid) y El Prat (Barcelona), con cinco conexiones canceladas cada uno, también sobre todo por vuelos alemanes en ambos casos.

Se trata de la primera protesta conjunta que efectúan los pilotos en la historia de la compañía, a la que reclaman avances en las negociaciones que mantienen desde principios de este año sobre salarios y condiciones laborales. Sigue a las organizadas por los tripulantes de cabina -entre ellos los españoles-, que llevaron a Ryanair a suspender más de 600 vuelos el 25 y 26 de julio y a endurecer su posición ante las demandas de los sindicatos, con advertencias de despidos y de reducción de sus operaciones.

Indemnizaciones

En total, más de 67.000 pasajeros afectados por los 396 vuelos cancelados de los 2.400 programados en toda Europa, que corren además el riesgo de no cobrar la indemnización que legalmente les corresponde. Y es que la compañía irlandesa alega «circunstancias excepcionales» para negarse a pagar una cantidad que puede ascender hasta los 20 millones de euros en compensaciones, además del reembolso de todos los billetes, según los cálculos de la web especializada AirHelp.

Por este motivo se comenzaron a movilizar ayer organizaciones de consumidores como la OCU, que anunció la puesta en marcha de una «acción judicial» en la que reclamarán «de forma individualizada» las indemnizaciones a las que los usuarios tienen derecho «ante la negativa habitual» de la compañía a pagarlas. «Vamos a exigir lo que dice la ley, que pague unas compensaciones automáticas que van de 250 a 600 euros en función de la duración del vuelo», señaló el portavoz Enrique García. Además, quisieron desmentir las afirmaciones de la compañía asegurando que Ryanair «miente rotundamente cuando dice que los usuarios no tienen derecho a las compensaciones porque la huelga es una causa extraordinaria, no es así y lo dice el Tribunal de Justicia Europeo».

Por su parte, la asociación de consumidores belga Test-Achats, anunció que llevará a la aerolínea ante los tribunales por negarse a compensar a los pasajeros afectados porque está «incumpliendo la legislación europea». Test-Achats tomó la decisión de trasladar a los tribunales competentes las primeras 50 demandas de consumidores a partir del próximo 20 de agosto, mientras que amenazó además con llevar más casos ante la Justicia belga si la aerolínea no rectifica. Esta organización asegura contar con 800 reclamaciones de usuarios.

Asimismo, la Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (Avacu) recordó también a los afectados que pueden pedir indemnizaciones porque es un «derecho» previsto en el Reglamento 261/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo celebrado el 11 de febrero. En él se establecen «normas comunes sobre compensación y asistencia a los pasajeros aéreos en caso de denegación de embarque y de cancelación o gran retraso de los vuelos». El importe, recordaron, dependerá del kilometraje del vuelo contratado.

Fotos

Vídeos